AFP internacional

Filas de vehículos para abastecerse de gasolina el 10 de junio de 2016 en Buenos Aires

(afp_tickers)

Miles de automovilistas formaron este viernes largas filas ante las gasolineras de Buenos Aires y su periferia ante el peligro de desabastecimiento de combustibles por una huelga de camioneros, comprobó la AFP.

El ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con el Sindicato de Camioneros, declarado en demanda de mejoras salariales.

La medida conciliatoria aún no era acatada. Otra actividad en riesgo la noche del viernes y el fin de semana era la recolección de residuos. Si la puja sigue, la semana próxima podría verse afectado el transporte de caudales de bancos y empresas.

La huelga de 48 horas fue declarada por el poderoso gremio de los conductores de camiones que lidera Hugo Moyano, jefe de la mayoritaria central obrera peronista CGT, presidente del club Independiente y candidato a presidir la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Está enfrentado en las últimas semanas al presidente Mauricio Macri.

Más de 250.000 camioneros están sindicalizados. Si la entidad gremial no acepta la conciliación, los surtidores empezarán a vaciarse.

Los camioneros reclaman un 42% de aumento salarial en un contexto de alza de tarifas de 200% a 900% en la luz y hasta 2.000% en las de gas en la Patagonia. La inflación anual se acerca al 40%, según las consultoras económicas privadas.

Las calles de Buenos Aires se han convertido en escenario diario de protestas de distintos gremios. Una huelga de controladores aéreos afectó este viernes los vuelos en todos los aeropuertos.

Los sindicatos denunciaron unos 200.000 despidos en el sector público y privado en los últimos seis meses, desde que asumió Macri con un programa económico de corte ortodoxo liberal el 10 de diciembre.

afp_tickers

 AFP internacional