AFP internacional

Una bomba de extracción de petróleo en Tioga, en Dakota del Norte (EEUU), fotografiada el 21 de agosto de 2013

(afp_tickers)

El crudo barato derribó las ganancias del primer trimestre de las petroleras estadounidenses, que ya recortaron inversiones, empleos y pozos activos debido a la caída del valor del oro negro.

Chevron se convirtió el viernes en la nueva petrolera que entró en terreno rojo debido a los menores precios al registrar una pérdida de 725 millones de dólares en el trimestre terminado el 31 de marzo.

La segunda mayor petrolera estadounidense prometió ajustar aún más su cinturón después de haber recortado un 25% sus gastos respecto al mismo trimestre del año pasado, dijo el presidente ejecutivo de Chevron, John Watson. "Seguiremos reduciendo nuestra estructura de costes", dijo Waltson, "para ajustarla a los futuros niveles de actividad".

ExxonMobil, que por primera vez en su historia perdió la mejor calificación posible de su deuda, consiguió ganar 1.800 millones de dólares. Empero, la ganancia de ExxonMobil, la mayor petrolera estadounidense, fue un 63% menor a la del primer trimestre de 2015 y sufrió por una pérdida de 76 millones de dólares en su normalmente lucrativo negocio de exploración y explotación.

Ya antes, esta semana BP ConocoPhillips registraron pérdidas trimestrales.

Los resultados reflejan la caída del valor del crudo de casi un 40% a menos de 30 dólares durante buena parte del primer trimestre.

Los precios comenzaron a subir a mediados de febrero, hasta situarse en torno a los 45 dólares el barril y eso despertó esperanzas de que el mercado haya tocado suelo.

"Probablemente este trimestre fue el suelo para los perfiles de las ganancias", dijo Nate Thooft, directivo de la firma John Hancock Asset Management. "Más avanzado el año, suponiendo que el crudo siga en su actual nivel de precios o por lo menos permanezca bastante estable, este habrá sido el peor trimestre de ganancias que hayamos visto", dijo.

Los resultados en exploración y producción fueron especialmente malos, pero también fueron malas las ganancias en la categoría refinación. En esa área, la ganancia de Chevron cayó casi un 50%, a 735 millones.

El petróleo barato normalmente favorece ganancias en refinación porque el crudo es esencial para elaborar gasolina. Pero ese efecto fue mitigado debido a la menor algunos productos petroleros, como fue el caso del aceite de calefacción, cuyo consumo mermó debido a un invierno inusualmente cálido.

ExxonMobil también fue impactada en su área de refinación, pero le fue bien en el sector químico, el cual le reportó ganancias de 1.400 millones de dólares. Chevron, en tanto, no opera en el sector químico.

afp_tickers

 AFP internacional