Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El cineasta estadounidense Steven Spielberg el 17 de julio de 2016 en Londres

(afp_tickers)

Hollywood se ha convertido en el nuevo objetivo de los magnates chinos, que compran estudios y firman acuerdos de colaboración, mientras Pekín busca expandir su influencia cultural y reforzar su desarrollo cinematográfico.

El gigante del comercio en línea Alibaba, propiedad del multimillonario Jack Ma, acaba de invertir en la empresa Amblin Partners, de Steven Spielberg, para poder coproducir películas destinadas al mercado chino, en plena expansión.

Amblin, creada en el pasado diciembre, incluye los estudios DreamWorks y está detrás del filme para niños "El buen amigo gigante", basado en un libro del autor británico Roald Dahl.

Pero es el conglomerado Wanda, fundado por el hombre más rico de China, Wang Jianlin, un exmilitar con importantes vínculos políticos, el que ha firmado los mayores acuerdos.

Su grupo, especializado al principio en la inmobiliaria, busca convertirse en un gigante del ocio. Invirtió 3.500 millones de dólares a principios de este año para adquirir el estudio Legendary Entertainment ("Jurassic World", "Batman", "Godzilla").

En julio, la prensa estadounidense había afirmado que el grupo de Wang mantenía negociaciones para comprar una importante participación en Paramount Pictures.

Finalmente, en septiembre, Wanda selló un "acuerdo estratégico" con Sony Pictures para invertir en películas, en las que Wanda "insistirá en el componente chino".

Por otra parte, el gigante chino podría estar negociando la adquisición de la productora que organiza los prestigiosos Golden Globes.

Wanda empezó a consolidar su filial de ocio en 2012 al comprar por 2.600 millones de dólares la cadena de cines AMC en Estados Unidos. Siguiendo la misma línea, este año pagó 1.200 millones de dólares por Odeon & UCI, una empresa de salas de cine con base en Londres.

El grupo también firmó un acuerdo con la compañía estadounidense de ocio IMAX Corp para una próxima apertura de cines en China.

En septiembre, el gigante tecnológico chino LeEco contrató al expresidente de Paramount Pictures para dirigir Le Vision, su filial en Hollywood, que aspira a producir películas en inglés para un público internacional.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP