AFP internacional

Un hombre pasa junto al lugar donde explotó una bomba y se provocó un incendio en el mercado Bang Niang, en Takua Pa, cerca de Khao Lak en la provincia tailandesa de Phang Nga, el 12 de agosto de 2016

(afp_tickers)

La policía sigue la pista de "un sabotaje local" en la investigación sobre las explosiones que causaron cuatro muertos en las últimas horas en Tailandia. Los expertos barajan otras tres hipótesis.

- ¿Política? -

Para Thitinan Pongsudhirak, politólogo independiente de la Universidad de Chulalongkorn de Bangkok, "lo más probable es que se trate de fuerzas políticas que han perdido el referéndum" del domingo pasado en Tailandia.

La polémica nueva Constitución se adoptó en referéndum, en un contexto de fuertes restricciones de las libertades públicas. La junta militar había prohibido hacer campaña por el no, bajo amenaza de penas de cárcel.

Los partidarios de la ex primera ministra Yingluck Shinawatra, derrocada por los militares en 2014, denunciaron que el régimen amañó la consulta popular al no permitir el debate.

Pero Yingluck pidió a sus simpatizantes, sobre todo a los llamados Camisas Rojas, acatar el resultado y concentrarse en las legislativas previstas en 2017. También condenó los atentados.

El hecho de que los atentados se cometieran este viernes, día del cumpleaños de la reina Sirikit de Tailandia, parece un desafío lanzado al ejército, que tomó el poder en 2014 en nombre de la protección de la monarquía.

- ¿Conflicto separatista musulmán? -

"Los culpables son probablemente grupos rebeldes que combaten al Estado tailandés en el extremo sur" del país, especula Paul Chambers, experto estadounidense en el ejército.

Los separatistas del extremo sur de Tailandia dominan las técnicas de detonación de bombas a distancia y los dispositivos de dobles artefactos para ocasionar el mayor número de víctimas posibles.

Y en los dos años que los militares llevan en el poder no se ven visos de solución para el conflicto, que ha causado miles de muertos en una década de enfrentamientos.

El portavoz policial, Krissana Pattanacharoen, dijo este viernes que había semejanzas entre las bombas de fabricación casera usadas en los últimos atentados y las empleadas a menudo por los rebeldes en el extremo sur. No especificó cuales.

El ministro de Defensa, Prawit Wongsuwon, rechazó esta hipótesis. "Estas bombas no están relacionadas con los disturbios en el extremo sur" de Tailandia, afirmó Prawit.

De confirmarse esta pista, sería la primera operación de envergadura de los rebeldes fuera de las provincias del extremo sur donde operan.

Por ahora no parecen vinculados al terrorismo islamista internacional.

- ¿Defensores de los uigures? -

Hace un año una bomba causó 20 muertos en el centro de Bangkok. Fue el atentado más mortífero en Tailandia.

Los dos principales sospechosos son chinos de la etnia musulmana uigur, que se considera perseguida por Pekín. El juicio comenzará en Bangkok el 23 de agosto, una coincidencia llamativa.

Piyapan Pingmuang, portavoz de la policía nacional, aseguró este viernes que se examina un posible vínculo entre los dos atentados. "Creo que el equipo de investigadores lo está tomando en consideración", declaró.

Respecto al atentado de 2015, las autoridades tailandesas evitan mencionar oficialmente la pista uigur, por miedo a contrariar a Pekín, afirman los analistas.

Al igual que en las explosiones del jueves por la noche, hablan de pistas locales.

afp_tickers

 AFP internacional