AFP internacional

El presidente y director ejecutivo de la aplicación Line, Takeshi Idezawa, golpea la campana del inicio de sesión de la Bolsa de Tokio, el 15 de julio de 2016

(afp_tickers)

La acción de la red social japonesa Line, muy famosa en el archipiélago, logró este viernes la mayor salida a Bolsa desde principios de año en Japón, tras el éxito obtenido ya la víspera en su primera sesión en Wall Street.

Con una subida del 32% respecto al precio de introducción en Tokio, y una ganancia del 27% en su estreno en Nueva York, este servicio de mensajería ha conseguido la mejor salida mundial al mercado para el sector de las tecnologías, según la agencia financiera Bloomberg.

Line, que combina las funciones de las redes sociales Facebook, Twitter, Instagram y Skype, es un lúdico medio de comunicación apreciado por todos, desde estudiantes a usuarios de la tercera edad.

A nivel mundial, Line cuenta con 218,4 millones de usuarios activos en un mes, de los que un 70% lo utilizan a diario.

Estos aficionados son sobre todo japoneses (60 millones de una población de 127 millones) y en general asiáticos de Tailandia, Indonesia, Taiwán o Corea del Sur.

El éxito de Line se debe a toda una panoplia de adhesivos ('stickers'), gratuitos o de pago, es decir, unos dibujos divertidos e informativos descargables.

Un simple 'sticker' refleja a veces mejor que las palabras el estado de ánimo y las emociones y permite responder de forma divertida: "sí", "no", "gracias", "comprendido"...

"Es aburrido teclear el contenido de un mensaje, mientras que con los 'stickers' se puede comunicar, simplemente pulsando sobre ellos", afirma Shinya Sakurai, responsable de 32 años de la tienda de productos derivados Line en el barrio de Harajuku.

Uno de los placeres de los usuarios es buscar las figuras que mejor convienen a la situación, y tener "esa sensación de satisfacción cuando al fin se encuentra lo que corresponde", dice la joven Akiko Maru.

Desde el otoño boreal de 2011, las seis estrellas de Line, entre ellas Moon o el oso Brown, declinadas en 'stikers' animados, dan un alegre relieve a las conversaciones en línea, mucho más que sus equivalentes no tan expresivos, como los pequeños 'emoji' o emoticonos.

- 'Para todos los gustos' -

Incluso en Corea del Sur, "todo el mundo comunica a través" de ellos, asegura Siobhan Stollznow, estudiante australiana de 22 años, de viaje a Japón.

Desde el lanzamiento del concepto en mayo de 2014, unos 280.000 conjuntos de 'stickers' (que contienen entre 16 y 100 imágenes) ya han sido imaginados por unos 570.000 creadores.

Esta diversidad es lo que hace que los 'stickers' sean tan populares, según Akiko. "¡Hay para todos los gustos!", resume la joven.

Además, todo un negocio se ha creado en torno a los personajes estrella de Line.

Peluches, tazas, fundas de teléfonos, camisetas, pelotas de golf o purificadores de aire están decorados con la imagen del pato Sully, del conejo Cony o del favorito de la tienda, el oso Brown.

Lo que gusta a los usuarios es precisamente el hecho de que estos pequeños personajes tengan cada uno su propio carácter y nombre, según Line.

A estas aduladas figuritas, que son una importante fuente de ingresos para Line, se añaden la publicidad y los ingresos obtenidos de fotos, juegos, música o mangas.

afp_tickers

 AFP internacional