AFP internacional

Policías custodian la entrada de las oficinas de Her Majesty's Revenue and Customs en Londres el 24 de octubre de 2011

(afp_tickers)

El gobierno británico pretende endurecer la lucha contra la evasión fiscal atacando a los gabinetes legales y consultorías que lo alientan, y que podrían enfrentarse a duras multas, según varias propuestas legislativas sometidas a consulta y publicadas este miércoles.

El HMRC (Her Majesty's Revenue and Customs), la dirección de impuestos británica, quiere castigar a todos los que "hacen posible o emplean sistemas de evasión fiscal", según el documento actualmente en consulta publicado en su sitio internet.

El texto se refiere a gabinetes de abogados o consultorías, omnipresentes en la City de Londres, que tienen un rol esencial entre el área fiscal de los grandes grupos y los particulares con grandes fortunas.

Entre las principales medidas figura multar a estas firmas con el equivalente a la suma evadida al fisco.

"La evasión fiscal priva de ingresos a los servicios públicos" y quienes la alientan "deben asumir los riesgos y los costes", escribe en el documento Janes Ellison, secretaria de Estado del Tesoro.

La consulta durará hasta mediados de octubre y podría convertirse en ley.

Esta nueva iniciativa interviene en un contexto internacional marcado por el reciente escándalo de los Papeles de Panamá, que salpicó hasta al exprimer ministro británico David Cameron, quien debió admitir que había sido propietario de parte de una empresa de su padre ubicada en un paraíso fiscal.

Su sucesora, Theresa May, llegada al poder en julio, se ha comprometido firmemente en la lucha contra la evasión fiscal. La nueva primera ministra mantiene asimismo un discurso de ataque hacia las grandes empresas, a las que quiere controlar en sus excesos, y parece pretender conferirle al Estado un rol más preponderante en materia económica.

afp_tickers

 AFP internacional