AFP internacional

El logotipo del banco Santander situado a la entrada de la ciudad financiera de la entidad, el 3 de febrero de 2015 a las afueras de Madrid

(afp_tickers)

El banco Santander, primero de la zona euro por capitalización, anunció este miércoles un beneficio neto en el primer trimestre del año de 1.633 millones de euros, un 4,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, consecuencia de los tipos de cambio.

"Este descenso se debe a que todas las divisas de los países donde está presente el grupo, con excepción del dólar, se han depreciado frente al euro", explica el Santander en un comunicado.

Sin el efecto de los tipos de cambio, el beneficio neto aumenta un 8% entre enero y marzo. Los analistas preguntados por Factset preveían de media unos beneficios de 1.470 millones de euros.

El producto neto bancario, que corresponde al valor añadido creado por el banco, retrocedió un 5,2% comparado con el mismo trimestre del año anterior, hasta los 7.624 millones de euros.

El Santander se vio afectado por "tipos de interés históricamente bajos en monedas claves para el grupo, como el euro y la libra", según el comunicado.

El Reino Unido es el país que más contribuye al beneficio neto del banco, por delante de Brasil, con una economía en recesión e inmerso en una profunda crisis política.

El banco también se ha visto afectado por la preferencia de sus clientes de realizar operaciones a través de Internet y no en las agencias, lo que le ha llevado a un plan de despedidos de podría afectar a cerca de 1.200 personas en 2016. El grupo tiene 195.000 empleados en todo el mundo.

La tasa de capital de máxima calidad (CET1 fully loaded), que sirve para medir la capacidad de un banco para hacer frente a una crisis, aumentó hasta el 10,27%, frente al 10,05% de 2015. Por su parte, la tasa de activos dudosos bajó al 4,33%, frente al 4,36% de 2015.

afp_tickers

 AFP internacional