AFP internacional

La candidata a la nominación demócrata estadounidense, Hillary Clinton, durante un mitin en Staten Island, Nueva York, Estados Unidos, el 17 de abril de 2016

(afp_tickers)

Los candidatos presidenciales de EEUU intentaban cazar el voto de los indecisos este lunes en el último día de campaña antes de las cruciales primarias de Nueva York, que tienen a la demócrata Hillary Clinton y al republicano Donald Trump como favoritos, según los sondeos.

Clinton tiene una ventaja de un 53,5% contra un 41% sobre su rival, Bernie Sanders, según el promedio de los sondeos difundidos realizado por RealClearPolitics, que da a Trump un 52,6% contra el 22,9% del gobernador de Ohio, John Kasich, y el 17,9% del senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz.

Para Sanders, senador de Vermont (noreste del país), se trata de obtener un buen resultado en este estado, que es el segundo del país en número de delegados (tras California), si quiere mantener vivas las esperanzas de llegar a la Casa Blanca.

"Si la participación es alta, ganaremos", dijo el lunes Sanders a CNN, reconociendo que una de las desventajas que tenía era el hecho de que en las primarias del estado de Nueva York solo votan quienes se hayan registrado seis meses atrás. En Nueva York, "los independientes no pueden participar en el Partido Demócrata. Habitualmente ganamos el voto independiente 2-1", agregó.

En el campo de la exsecretaria de Estado de 68 años admiten que la elección se definiría por un margen "probablemente un poco más ajustado", pero no dudan de que lograrán una "victoria significativa", como señaló el portavoz Brian Fallon. "Nueva York es verdaderamente un estado que Bernie Sanders está obligado a ganar si pretende aspirar a la nominación demócrata", presionó el secretario de prensa de la senadora por este estado entre 2001 y 2009.

Tras una intensa agenda el domingo, Hillary celebraba este lunes un encuentro con mujeres en Manhattan.

A diferencia de Clinton, el autodenominado "socialista democrático" ha elegido organizar grandes actos y este lunes por la tarde tenía previsto hablar en Long Island City (Queens).

El domingo, Sanders se presentó en Prospect Park, en el barrio de Brooklyn del cual es oriundo, ante unas 28.300 personas, récord para su campaña, según los organizadores.

- Trump, con mucho margen -

Por el lado republicano, para el magnate Trump, de 69 años y que hizo su fortuna sobre todo a nivel inmobiliario en la Gran Manzana, se trata de recuperar la iniciativa, después de que Cruz se impusiese en las primarias de Utah, Dakota del Norte, Wisconsin y Colorado.

El polémico multimillonario, que ha puesto patas arriba la carrera a la Casa Blanca con su campaña agresiva, celebraba un acto por la noche en Buffalo, en el norte del estado de Nueva York, donde es menos conocido.

En la agenda de Cruz, en tanto, figuraban este lunes presentaciones en emisiones de televisión y dos encuentros cerrados con seguidores.

El estado de Nueva York es el que más delegados atribuye después de California, cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata hay 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos.

Según las estimaciones, Clinton aventaja a Sanders con 1.790 delegados frente a 1.113. Se requieren 2.383 delegados para obtener la nominación en la convención demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

En el Partido Republicano se requiere llegar a 1.237 delegados para asegurarse la nominación en la convención de julio, una cifra lejana aún para Trump, que cuenta por el momento con poco menos de 750 y una diferencia de unos 200 sobre Cruz.

En caso de que ningún candidato obtenga la mayoría de delegados requerida, la convención quedará abierta y no se vería obligada a nominar a Trump.

afp_tickers

 AFP internacional