AFP internacional

Un campo de maíz en Plymouth en Indiana el 13 julio 2015

(afp_tickers)

El maíz y la soja cerraron el viernes en alza la semana y el precio del trigo también consiguió subir debido a problemas de producción en Europa.

Bill Nelson de Doane Advisory Services consideró un "milagro" que los precios de los granos se hayan sostenido luego de que el viernes pasado el departamento de Agricultura de Estados Unidos divulgó previsiones de elevadas cosechas. Eso normalmente una elevada oferta y una consiguiente caída de precios.

No obstante, los inversores parecen dudar sobre esas previsiones.

"Es muy posible que esas previsiones de rendimientos se concreten pero puede haber algunas dudas", dijeron analistas de la firma de corretaje Allendale. Subrayaron que es "demasiado temprano" como para dar como un hecho esos augurios.

Otro factor que compensó la inquietud por una elevada oferta, fueron los pedidos extranjeros de maíz y, especialmente, soja estadounidense.

"Hay una especie de equilibrio entre, por un lado, las excelentes perspectivas de producción de maíz y soja estadounidense y, por otro,los niveles históricos de demanda de soja estadounidense y los muy altos pedidos de maíz", dijo Nelson.

Advirtió empero que se están reanudando las siembras de maíz y soja en América del Sur lo cual pone en riesgo la extensión de la bonanza para los exportadores estadounidenses. Estos beneficiaron de problemas en la producción de Argentina y Brasil atribuidos a cuestiones climáticas.

Para el trigo la situación "sigue siendo desfavorable pero podría cambiar pronto", dijo Strickler.

"Estados Unidos va a enfrentar una menor competencia de la Unión Europea" en lo que hace a exportaciones, añadió.

Los primeros balances del fin de la cosecha confirman la caída de la producción de Francia en tanto que la de otros países de Europa occidental, como Alemania, ofrecerán al mercado una reducida cantidad del cereal tras padecer desfavorables condiciones climáticas.

Eso también tiene su contracara: Rusia, primer exportador mundial de trigo, dijo que sus cosechas batirán récords y serán las más altas de la era pos soviética.

El bushel de maíz (unos 25 kilos) para diciembre cerró el viernes a 3,4375 dólares contra 3,3300 dólares del viernes pasado (+3,23%).

El bushel de trigo para diciembre subió a 4,4475 dólares desde 4,4000 de hace una semana (+1,08%).

El bushel de soja para noviembre aumentó a 10,0450 dólares contra 9,8175 de una semana atrás (+2,32%).

afp_tickers

 AFP internacional