AFP internacional

El director del comisionado de las elecciones de la administración central tibetana (c) anuncia los resultados de las elecciones el 27 de abril de 2016 en Dharamshala, India

(afp_tickers)

Los tibetanos en el exilio reeligieron a Lobsang Sangay como jefe de Gobierno, informó este miércoles la comisión electoral, cinco años después de que el Dalai Lama cediera poder político para alentar la democracia y garantizar su sucesión.

Lobsan Sangay, de 48 años, exacadémico, era el favorito y confirmó las previsiones con el 57% de los votos en la segunda ronda de las elecciones, a las que estaban convocados cerca de 90.000 tibetanos que residen en 13 países.

Sangay fue designado en 2011, cuando el Dalai Lama anunció que renunciaba a la vida política.

"Continuaremos todo el tiempo que sea necesario hasta que las libertades básicas sean restauradas en Tíbet, hasta que la verdadera autonomía sea garantizada al pueblo tibetano dentro de Tíbet", declaró a los periodistas en Dharamsala, India.

Miles de tibetanos huyeron de su país natal tras la invasión china de 1951 y muchos de ellos se han reinstalado en la vecina India.

afp_tickers

 AFP internacional