AFP internacional

El presidente argentino, Mauricio Macri, en un discurso en la Casa Rosada, en Buenos Aires, el 7 de abril de 2016

(afp_tickers)

El presidente argentino, Mauricio Macri, admitió este martes que el gobierno estudiará eventuales cambios a un proyecto de ley sobre blanqueo de capitales, que impide divulgar información sobre personas que acepten haber tenido dinero en el exterior.

"Sí, está en debate, es un instrumento para debatir (en el parlamento)", dijo Macri en rueda de prensa en la Casa Rosada, consultado durante un brindis con cronistas acreditados con motivo del Día del Periodista.

El artículo 85 de la iniciativa de blanqueo enviada al Congreso establece penas de prisión para funcionarios, jueces o periodistas que divulguen datos de personas o empresas que acepten exteriorizar sus capitales fugados. Legisladores de la oposición reclamaron eliminar el artículo.

Macri es uno de los involucrados en forma directa al haber anunciado que traerá de vuelta a Argentina más de un millón de dólares que tiene depositados en el paraíso fiscal de Bahamas.

El mandatario argentino es una de las centenares de personalidades del mundo que figura al frente de sociedades 'offshore' en los Panama Papers, una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas y el diario alemán Süddeutsche Zeitung. Los nombres se conocieron por una filtración al archivo del estudio panameño de abogados Mossack Fonseca.

El argumento para justificar el blanqueo de capitales es que el dinero será usado para pagar miles de juicios iniciados por jubilados a raíz de incorrectos cálculos de sus haberes.

La agencia de recaudación fiscal y el Banco Central estiman que hay unos 400.000 millones de dólares de argentinos depositados en cuentas de bancos de países desarrollados o en paraísos tributarios.

afp_tickers

 AFP internacional