AFP internacional

Protesta de trabajadores en Buenos Aires el 29 de abril de 2016

(afp_tickers)

Más de 50.000 obreros y empleados paralizaron este viernes la ciudad de Comodoro Rivadavia, la 'capital del petróleo' en Argentina, en una gran movilización contra los despidos y el ajuste económico del gobierno federal, según imágenes de la televisión y fuentes comunales.

A 1.700 km al sur de Buenos Aires, en plena Patagonia, el mayor centro de hidrocarburos del país se conmocionó con una huelga que iniciaron los petroleros y a la que se plegaron docentes, choferes de transportes públicos, camioneros, operarios de la construcción, bancarios, estatales y comerciantes.

Unas 200.000 personas viven en Comodoro Rivadavia, con fuerte incidencia económica de la explotación de gas y petróleo en la llamada Cuenca del Golfo San Jorge, en el Océano Atlántico sur, además de la pesca y la cría de ganado.

Las imágenes mostraban a caravanas de automóviles, camiones y camionetas en la ruta 3, que une el sur con el centro del país, mientras los manifestantes agitaban banderas y carteles.

"Es una movilización de la ciudad en defensa de los puestos de trabajo. Hay empresas que después de 30 o 40 años cierran. Hay despidos por goteo cada día", dijo a la prensa el alcalde, Carlos Linares.

La recesión que empieza a sufrir Argentina, según consultoras privadas, es producto de una devaluación del 34%, alzas de tarifas de 200% a 700%, ola de despidos, baja del consumo y una inflación estimada en casi el 40% anual.

El mitin sindical más grande de los últimos años se realizó el 29 de abril, con las cinco centrales obreras unidas por primera vez contra los despidos, que calculan en al menos 141.000 desde que asumió el gobierno de una alianza de centroderecha del presidente Mauricio Macri.

El gobierno acaba de aumentar el precio de los combustibles otro 10% y el alza en lo que va del año llega al 31%, con caída de 6% en el consumo, según la cámara de gasolineras.

Miles de automovilistas del nordeste argentino cruzan la frontera para cargar en Brasil o Paraguay, donde el insumo es ahora más barato.

"Comodoro Rivadavia va a expresar lo que pasa, y esto no tiene banderías políticas. Simplemente no queremos más desempleo. Los municipios necesitamos fondos de regalías (que pagan las petroleras) para atender las necesidades de todos los días", dijo Linares.

afp_tickers

 AFP internacional