AFP internacional

Un hombre observa el trabajo de una excavadora que retira escombros de edificios tras un ataque atribuido al régimen sirio, el 27 de mayo de 2016 en el barrio Tariq Al-Bab de Alepo, en el norte de Siria

(afp_tickers)

Más de 6.000 civiles huyeron en 24 horas frente al avance del grupo Estado Islámico (EI) en la provincia de Alepo y se refugiaron en zonas bajo control kurdo en esta región del norte de Siria, informó este domingo la oenegé OSDH.

El grupo yihadista cortó el viernes la ruta entre Marea y Azaz, dos bastiones rebeldes de esa región.

"Más de 6.000 civiles, mayoritariamente mujeres y niños, huyeron de Marea y las localidades que cayeron en los últimos dos días en manos del EI", dijo a AFP el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

"Los desplazados llegaron ayer por la noche a zonas al oeste y al noroeste de Alepo, bajo control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)", una alianza árabo-kurda que combate al EI en diferentes frente en Siria, apuntó Abdel Rahman.

Los combatientes del Estado Islámico, que quieren reconquistar los feudos de Azaz y Marea, están a apenas 5 km de la segunda ciudad, según el Observatorio.

Desde el inicio de la ofensiva lanzada por el EI el viernes han muerto en combate 47 yihadistas, incluyendo 9 atacantes suicidas, 61 rebeldes y 29 civiles, según cifras del OSDH, una oenegé que cuenta con una red de informantes en Siria.

afp_tickers

 AFP internacional