AFP internacional

Un grupo de mineros se enfrenta con agentes de la policía en Panduro, departamento de La Paz, el 25 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El viceministro del Interior de Bolivia, Rodolfo Illanes, secuestrado por mineros que cortaban una ruta en protesta por reivindicaciones laborales, fue asesinado por sus captores, informó este jueves el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero.

"Todos los indicios indican que nuestro viceministro Rodolfo Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado", señaló Romero en una conferencia de prensa en la casa de Gobierno.

El presidente Evo Morales recibió conmovido la noticia de la muerte de Illanes, informó el ministro de Defensa Reymi Ferreira, en declaraciones a un canal de televisión privado.

El presidente "está profundamente conmovido", afirmó Ferreira antes de romper en llanto en declaraciones a la Red Uno.

Por su parte, Romero tildó la muerte del funcionario de "hecho criminal sin precedentes" y pidió a la justicia que "esclarezca este asesinato y establezca responsabilidades".

- "Fue torturado" -

"Fue vejado, torturado y golpeado hasta la muerte (...) Lo mataron a golpes, por la información que tenemos", explicó el ministro Ferreira, quien negó haber enviado militares para recuperar los restos del viceministro asesinado.

"Se está tratando que sea primero por la vía del diálogo para recuperar el cuerpo del doctor Illanes", comentó.

Illanes, un abogado penalista de 56 años que había asumido su actual cargo en marzo de este año, se encontraba en el lugar del bloqueo de ruta, en la población altiplánica de Panduro, tratando de mediar con los mineros que llevan a cabo en los últimos días violentas protestas porque se oponen a reformas a la ley de cooperativas.

Los mineros en protesta se oponen a la norma que permite la creación de sindicatos dentro de cooperativas, pese a que, según el gobierno, esa medida no los perjudica.

Según el ministro Romero, los mineros en realidad intentan recabar autorización para alquilar sus concesiones mineras a empresas privadas o extranjeras, lo que prohíbe expresamente la Constitución. Además intentaban acumular más espacios de poder en el Ejecutivo, según la autoridad.

Illanes "estaba convencido de que por el conocimiento de algunos dirigentes podría persuadirles e instarles a un diálogo con el gobierno (..), pero fue interceptado por mineros y trasladado a un cerro", señaló.

Según el ministro de Defensa, "hay unos 100 o 120 detenidos" y "ya se tienen identificados a los cabecillas" que mataron a Illanes "a golpes".

"Este acto no puede quedar impune, tiene que ser sancionado por la vía judicial", señaló Ferreira.

El fiscal general Ramiro Guerrero anunció que cinco fiscales se desplazaron al lugar de los hechos, a unos 100 km al oeste de La Paz.

El guardaespaldas de Illanes pudo huir del lugar malherido, tras ser despojado de su arma reglamentaria por piqueteros, y fue ingresado en una clínica de La Paz.

A mediodía del jueves, Illanes había declarado por teléfono a medios locales que estaba "muy bien de salud, que se tranquilice mi familia. Estoy sentado en un lugar, custodiado por los compañeros para que la gente no me haga daño".

Sin embargo, el periodista Moisés Flores, director de la radio Fedecomín, de propiedad de las cooperativas de mineros, había señalado antes de la confirmación oficial que había visto "el cuerpo del viceministro Illanes sin vida".

- Enfrentamientos con muertos -

En una jornada de violencia, ocurrida el miércoles, murieron por bala dos mineros en rutas de Cochabamba (centro), según constataron los forenses de la fiscalía.

La posibilidad de un tercer minero muerto habría generado la violencia contra Illanes, según la diputada oficialista Sonia Brito, ligada a la investigación.

Los mineros cooperativistas son aliados del presidente Evo Morales. Este colectivo ocupa cargos en el Ejecutivo, en una Superintendencia del ramo y en el Congreso, donde cuenta con senadores y diputados.

Luego de tres días de enfrentamientos esporádicos con la policía por el control de las vías, al finalizar la tarde de este jueves los mineros pactaron con el gobierno el inicio de una negociación a cambio de que cesaran los bloqueos de las rutas.

El inicio de las negociaciones estaba previsto para este viernes en la sede de la vicepresidencia de Bolivia, dijo a la prensa el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

"El diálogo se va a iniciar una vez que las carreteras estén despejadas (...), ésta es una señal que creo ha sido adecuadamente comprendida por los dirigentes", señaló el ministro, pero eso fue antes de conocerse la muerte de Illanes.

En los choques registrados en los últimos tres días, unos 20 policías resultaron heridos, y dos permanecen retenidos por los mineros en Cochabamba (centro), según datos oficiales.

afp_tickers

 AFP internacional