AFP internacional

Imagen de los alrededores del hotel Ambassador de Mogadiscio, Somalia, tras la explosión de un coche bomba el 1 de junio de 2016

(afp_tickers)

El presunto cerebro del ataque llevado a cabo en abril de 2015 contra la universidad de Garissa (Kenia) murió en un ataque de fuerzas especiales en Somalia, cuya capital Mogadiscio sufrió este miércoles un nuevo atentado de islamistas somalíes con saldo de al menos 10 muertos. "Dieciséis hombres armados, cuatro de ellos altos jefes entre los cuales Mohamed Mohamud Ali (...) fueron muertos por comandos somalíes y fuerzas especiales" en la noche del martes, declaró el ministro de Seguridad del estado de Jubaland, Abdirashid Janan, en una conferencia de prensa.

El atentado en la universidad de la ciudad de Garissa (noreste de Kenia), había dejado 148 muertos, 142 de los cuales estudiantes y causó conmoción en el mundo.

El presunto cerebro del ataque, Mohamed Mohamud, alias "Kuno", ex profesor keniano de una escuela coránica de Garissa, "fue muerto por comandos somalíes y de las fuerzas especiales de Jubaland" en la noche del martes, anunció a la prensa el ministro de la Seguridad del Estado somalí de Jubaland, Abdirashid Janan.

Según el ministro, que habló desde la ciudad costera de Kismayo, otros tres presuntos altos comandantes shebab murieron en esta operación.

Kenia, que considera a Mohamed Mohamud como el principal organizador de la masacre de Garissa, había anunciado su muerte en julio de 2015 en un ataque de un avión sin piloto estadounidense en Somalia, antes de retractarse.

-- Atentado en Mogadiscio, 10 muertos --

El miércoles, un nuevo atentado con coche bomba, reivindicado por los islamistas shebab, fue perpetrado en la tarde contra el hotel Ambassador, en el centro de la capital somalí Mogadiscio, donde se hospedan varios parlamentarios, con saldo de al menos 10 muertos.

Los islamistas somalíes shebab reivindicaron el ataque contra el hotel y un posterior ataque al interior del edificio.

El ataque causó al menos 10 muertos, entre ellos dos diputados, y unos 40 heridos, afirmaron fuentes médicas y de seguridad a la AFP.

El coche "explotó en el hotel Ambassador (...) donde se alojan varios parlamentarios" que eran "el objetivo" principal, declaró a la AFP una fuente de los servicios de seguridad.

"He visto muchos cuerpos en el exterior del hotel, pero no sabemos cuántas personas están dentro ni el número de víctimas en el interior", explicó a la AFP Ibrahim Sheik Nur, un testigo.

"Las fuerzas de seguridad están ahora en el interior y toda la zona ha sido acordonada", añadió la misma fuente.

Una fuente de seguridad indicó a la AFP que la explosión ocurrió a las 17H40 locales.

Un periodista de la AFP en el lugar informó que se seguían escuchando disparos esporádicos provenientes del hotel.

Varias fuentes coincidentes indicaron que los atacantes eran tres: uno de ellos murió fuera del hotel y otros dos lograron entrar.

Los shebab, afiliados a Al-Qaida, juraron tumbar al gobierno somalí, apoyado por la comunidad internacional y defendido por Amisom, la fuerza de la Unión Africana, compuesta por 22.000 hombres.

La Amisom, gracias a su mayor poder militar, sacaron a los shebab de Mogadiscio en agosto de 2011.

Aunque han perdido la mayoría de sus bastiones, los shebab controlan todavía vastas zonas rurales desde donde realizan operaciones de guerrilla y otros atentados suicidas, a veces hasta en la capital.

-- Otro líder shebab probablemente muerto: Pentágono --

Un líder shebab, que había coordinado los ataques de extremistas islámicos en Somalia, Kenia y Uganda, está "probablemente muerto" tras haber sido alcanzado por un bombardeo de Estados Unidos, dijeron este miércoles fuentes del Pentágono.

Los bombardeos, realizados el pasado viernes, tenían como objetivo a Abdulallahi Haji Daud, dijo en un comunicado el portavoz del Pentágono, Peter Cook, y pretendían "perturbar los proyectos de ataque a corto plazo" y salvar "numerosas vidas inocentes".

El portavoz no se pronunció sobre la suerte del jefe shebab, pero un responsable estadounidense dijo a la AFP que estaba "probablemente muerto".

Estados Unidos realiza regularmente ataques aéreos contra los shebab, muchos de ellos con drones.

Según el portavoz del Pentágono, Abdulallahi Haji Daud era uno de los "principales jefes militares" de Al Shebab, y jefe de Amniyat, el servicio de seguridad e inteligencia de los shebab.

"Él ha sido el principal coordinador de ataques de los shebab en Somalia, Kenia y Uganda", dijo.

El bombardeo se realizó en el centro-sur de Somalia.

afp_tickers

 AFP internacional