AFP internacional

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a su llegada a la reunión semanal de su gabinete, el 15 de mayo de 2016 en su despacho en Jerusalén

(afp_tickers)

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó este lunes la iniciativa francesa para reactivar los esfuerzos de paz en Oriente Medio, y propuso en su lugar que París acoja negociaciones bilaterales entre israelíes y palestinos.

Las negociaciones bilaterales son "el único medio para avanzar hacia la paz", dijo Netanyahu en una entrevista con el primer ministro francés, Manuel Valls, a quien le hizo su contrapropuesta.

"Aceptaría con placer una iniciativa francesa diferente, con un cambio importante: la iniciativa podría llevarse a cabo en París, sería un lugar maravilloso para firmar un acuerdo de paz", dijo.

"Se llamaría iniciativa francesa", precisó, "con una diferencia: estaría yo solo sentado cara a cara con el presidente (de la Autoridad Palestina Mahmud) Abas, en el Elíseo o donde les guste". "Todos los temas difíciles estarán encima de la mesa: reconocimiento mutuo, incitación a la violencia, fronteras, refugiados y también las colonias. Todo", aseguró. "Estoy dispuesto a tomar decisiones difíciles", concluyó.

Valls, que visita hasta el martes Israel y los Territorios Palestinos, pareció no querer comprometerse ante una propuesta tan inesperada.

"He escuchado la propuesta de Netanyahu. Voy a hablar con el presidente de la República (François Hollande). Estamos a favor de todo lo que pueda contribuir a la paz y a las conversaciones", respondió primer ministro francés.

Valls defendió ante Netanyahu el proyecto francés de organizar hacia fin de año una conferencia de paz internacional. Para sentar las bases de esta conferencia, una veintena de ministros de Relaciones Exteriores y representantes de organizaciones internacionales se reunirán el próximo 3 de junio en París, sin la presencia de israelíes o de palestinos.

La conferencia del 3 de junio "tiene un único objetivo: la paz, para dos Estados, para dos pueblos. Hay crear las condiciones favorables para reactivar las negociaciones directas entre israelíes y palestinos", declaró Valls.

Netanyahu siempre se ha opuesto a la idea de una conferencia internacional y se ha ofrecido en repetidas ocasiones a reunirse con Abas. La única novedad es que las conversaciones bilaterales se llevarían a cabo en París.

- Gestos simbólicos -

Pero esta contrapropuesta no parece cambiar mucho la situación. Los palestinos están cansados de las discusiones bilaterales que no llevan a ninguna parte, afianzan la ocupación y la colonización israelí y alejan cada vez más la creación de un Estado palestino independiente. Los palestinos respaldan el proyecto francés.

La iniciativa francesa parte del hecho de que las discusiones bilaterales fracasaron y que la vía de negociación está bloqueada. Valls se reunió con Netanyahu tras haber visitado las tumbas de las víctimas judías de los atentados en Francia.

Desde el inicio de la visita, Valls ha multiplicado los gestos simbólicos hacia Israel, aunque sin dejar de repetir que "la colonización tiene que terminar". El primer ministro francés insistió en que "esta iniciativa no va en contra de Israel", sino que al contrario, favorece sus intereses y los de los palestinos.

- Conmoción palestina -

Por otro lado, una palestina fue abatida este lunes tras haber intentado apuñalar a guardias fronterizos israelíes en un retén en el noroeste de Jerusalén, en la Cisjordania ocupada, informó la policía en un comunicado.

Los guardias fronterizos lanzaron disparos de advertencia al aire antes de abrir fuego contra la palestina, que seguía avanzando hacia ellos con un cuchillo, y matarla, precisó la policía.

Además el ejército israelí anunció que los cuerpos de dos jóvenes hermanos palestinos, un chico y una chica, acusados por el ejército de intentar apuñalar el mes pasado a guardas fronterizos, fueron devueltos a su familia, casi un mes después de su muerte. Maram Abu Ismail, de 23 años, y su hermano Ibrahim Saleh Taha, de 16 años, fueron abatidos el 27 de abril tras haber intentado atacar con un cuchillo a dos policías israelíes en el retén de Qalandya, en el norte de Jerusalén, según la policía.

El caso conmocionó a los palestinos, convencidos de que se trataba de un nuevo ejemplo de uso excesivo de la fuerza del ejército israelí.

Los Territorios Palestinos, Jerusalén e Israel son escenario desde el 1 de octubre pasado de una ola de violencia que ha dejado 205 muertos palestinos, 28 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés, según un recuento de AFP. La mayoría de palestinos fallecidos eran autores o supuestos autores de ataques contra israelíes.

Los ataques se han reducido sin embargo en estas últimas semanas. La palestina muerta este lunes es la primera desde el 3 de mayo.

afp_tickers

 AFP internacional