AFP internacional

Simpatizantes del excandidato demócrata a la presidencia Bernie Sanders en Filadelfia el 25 de julio de 2016

(afp_tickers)

Algunos votarán por la candidata verde a la Casa Blanca. Otros escribirán a mano el nombre de Bernie Sanders en sus papeletas de votación. Para los irreductibles seguidores del senador de Vermont, no se trata de elegir entre Hillary Clinton y Donald Trump.

Tres cuartos de los electores de Bernie Sanders en las primarias apoyan a Clinton, según sondeos.

Pero basta con preguntar en las calles de Filadelfia para constatar el vigor de esta minoría de incondicionales, en medio de entusiastas manifestaciones pro-Sanders al margen de la convención demócrata para nominar a Hillary Clinton candidata presidencial.

"No tengo otros 40 años por delante, he aguantado el statu quo por largo tiempo y los Clinton solo han hecho mucho daño", dijo Marie Adams, de 66 años, de los cuales 48 junto al partido Demócrata.

La mujer escribió sobre un pedazo de tela "Demexit", que viene del voto de los británicos por el "Brexit".

Clinton "ha dicho todo, no importa que sea para hacerse elegir", insiste Adams. Su voto, como muchos partidarios de Sanders, será para Jill Stein, candidata del partido verde.

¿Eso no contribuirá indirectamente a que Donald Trump sea electo a la Casa Blanca? "Me da lo mismo, si es Trump", responde.

- Falsa elección -

Como ella, muchos están decepcionados de que Bernie se haya aliado a Hillary Clinton. No aceptan la lógica del "mal menor" que algunos argumentan para apoyarla. Esos militantes, creen que han vivido el dominio de dos grandes partidos: demócrata y republicano.

"Votar por el mal menor verdaderamente vuelve a estropear su voz", aseguró John Delehanty, un técnico informático jubilado que llegó de Virginia y que considera que "esto no ayuda a nuestra democracia".

"Yo no tengo miedo de Trump", dijo de su lado Patty Duffy, una médica de Florida de 49 años. "Tengo más miedo de ella", añadió al criticar la campaña de Clinton por manipular las primarias, una acusación repetida entre muchos partidarios de Sanders.

Ella también votará por Jill Stein, quien cuenta con 3% de la intención del voto a nivel nacional. La candidata del partido verde irá a Filadelfia esta semana paralelamente a la convención democrática.

"Es una ocasión única para crear un nuevo partido", opina Patty Duffy.

¿Qué le reprochan a Hillary Clinton? Algunos se remontan a los años de 1990 y la firma encabezada por su marido del Tratado de Libre Comercio de Norte América.

Otros la acusan del voto en favor de la guerra que emitió como senadora en 2002, para autorizar al entonces presidente George W. Bush utilizar la fuerza contra Irak.

La desconfianza hacia Hillary Clinton esconde en algunos casos la inclinación hacia Donald Trump, que encontró en el aislacionismo y proteccionismo dos pilares de su campaña.

"Como dice Trump, el sistema está amañado", cuenta Shana Lin, una ama de casa de 46 años.

"Yo diría hasta que punto hemos llegado, que Trump es marginalmente mejor, mientras ella no deja de mentir a los estadounidenses", insiste esta demócrata.

- Tolerancia cero -

La indulgencia que esos militantes conceden al millonario candidato republicano se la niegan a la exsecretaria de Estado.

Una de sus frases, pronunciada en 1996, fue retomada este año después de las primarias. Hillary Clinton calificó entonces a pandilleros menores de edad como "súperdepredadores", término considerado racista por Bruce Carter, fundador del grupo "Hombres negros pro Bernie".

Este activista está presente en Filadelfia para apoyar a Sanders y movilizar a los jóvenes negros en la política.

"Trump nunca ocupó un mandato político, entonces no sabemos lo que hará", explicó en un autobús en el que destaca la imagen de "Bernie".

"Él ha dicho cosas groseras, pero yo creo que nunca ha dicho cosas racistas contra los negros, pero yo sé que ella las ha dicho. Ella nos calificó de 'súperdepredadores'", apuntó.

¿Conclusión? Es la hora de crear un nuevo partido, "aunque esto pase por cuatro años de infierno".

afp_tickers

 AFP internacional