AFP internacional

La madre y la hermana de un soldado turco muerto en un ataque atribuido a militantes kurdos saludan al paso de su féretro el 11 de julio de 2016 en Ankara

(afp_tickers)

Ocho soldados turcos murieron en unos enfrentamientos con combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía, en el ataque más sangriento de la rebelión kurda desde la intentona golpista del 15 de julio, informó el ejército este sábado.

El ataque se produjo en una carretera entre las localidades de Hakari y de Cukurca, cerca de la frontera con el norte de Irak. Veinticinco soldados resultaron heridos, añadió el ejército.

Por otra parte, ocho simpatizantes del PKK fueron "neutralizados" (abatidos) en la zona tras una operación de la aviación, afirmó la fuente.

Los combates entre la rebelión kurda y el ejército turco han continuado desde el golpe de Estado fallido.

Las operaciones contra el ejército se han multiplicado desde julio de 2015, cuando se puso fin a dos años y medio de alto el fuego en el sureste de país, poblado sobre todo por kurdos.

En los últimos meses, el Gobierno turco ha lanzado operaciones militares contra el PKK para intentar expulsar a los combatientes kurdos de las ciudades.

Desde el comienzo de la insurrección del PKK, en 1984, casi 40.000 personas han muerto en los combates.

afp_tickers

 AFP internacional