AFP internacional

Soldados iraquíes montan guardia en un frente de combate contra los yihadistas del grupo Estado Islámico, el pasado 3 de mayo cerca de Faluya, en la provincia de Al Anbar, al oeste de Irak

(afp_tickers)

Las fuerzas iraquíes lanzaron este lunes una ofensiva para arrebatar a los yihadistas del grupo Estado Islámico la ciudad de Rutba, en la provincia de Al Anbar (oeste), informó el mando conjunto de operaciones en Irak.

Según un comunicado, fuerzas especiales, soldados, policías, guardias fronterizos y combatientes paramilitares progubernamentales participan en la operación, con blindados, artillería y apoyo aéreo del Ejército iraquí y de la coalición antiyihadista bajo mando de EEUU.

Rutba, a más de 400 km al oeste de Bagdad, se encuentra en la carretera principal que conecta la capital iraquí con la frontera jordana. La ciudad está en manos del EI desde 2014.

"Rutba es importante para el enemigo; es una zona de apoyo para él", estimó la semana pasada el portavoz de las fuerzas norteamericanas en Irak, el coronel Steve Warren.

El EI se sirve de esa localidad "para organizar y preparar sus fuerzas con vistas a operaciones en (...) la principal zona de combate", añadió.

La ciudad "no está tan bien defendida como Faluya o como lo estaba Ramadi", puntualizó, refiriéndose a la capital de la provincia de Al Anbar, arrebatada a fines de 2015 a los yihadistas.

Según él, la ciudad alberga no más de algunos centenares de combatientes del EI. Cuando los iraquíes decidan liberarla, "serán capaces de hacerlo", aseveró.

En junio de 2014, el grupo ultrarradical lanzó una ofensiva relámpago que le permitió hacerse con numerosos territorios al oeste y el norte de Bagdad. Desde entonces, las fuerzas iraquíes han recuperado terreno en la gran provincia de Al Anbar, reconquistando Ramadi y la ciudad de Hit.

Sin embargo, muchas zonas de la provincia siguen en manos de los yihadistas, como Faluya, además de la gran mayoría de la provincia de Nínive (norte), incluyendo su capital y segunda ciudad de Irak, Mosul.

El EI mantiene además la capacidad de atentar en territorios controlados por el gobierno federal, como fue el caso en Bagdad, donde tres atentados reivindicados por la organización dejaron cerca de 100 muertos en un solo día la semana pasada.

afp_tickers

 AFP internacional