Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Trabajadores, estudiantes y agricultores protestan contra la corrupción que envuelve a la empresa constructora brasileña Odebrecht frente al Congreso en Panamá, el 16 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Las personas implicadas en el escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht en Panamá tienen hasta el 1 de junio para colaborar con la justicia a cambio de beneficios legales, anunció este martes la fiscal jefe panameña, Kenia Porcell.

La funcionaria dijo en conferencia de prensa que, a partir de esa fecha, la fiscalía brasileña facilitará información, hasta ahora confidencial, a los distintos países implicados en esta trama internacional.

Además, fiscales panameños viajarán a Andorra, Suiza y Estados Unidos en busca de información sobre los millonarios sobornos de Odebrecht en el país centroamericano.

"Todos a los que se les han formulado cargos" en Panamá "tienen la posibilidad de -si así lo desean y en conversación con sus defensas- aceptar los hechos que se les imputan y suministrar información esencial", manifestó Porcell.

Si así lo hacen antes del 1 de junio, podrán verse favorecidos por un "beneficio legal", añadió Porcell, en referencia a una ley que premia la delación y la colaboración con la justicia.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que Odebrecht pagó en Panamá, entre 2010 y 2014, más de 59 millones de dólares en sobornos, pero Porcell cree que esa cifra "puede ser mucho más" alta.

Hasta el momento, Panamá lleva seis investigaciones adelante por las comisiones pagadas por esta compañía. Una de ellas se extiende hasta el año 2006, cuando Odebrecht llegó a Panamá durante el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009).

En otra hay 17 imputados, entre ellos dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Ricardo y Luis Enrique Martinelli, con orden de detención de Interpol bajo cargos de haber recibido más de 20 millones de euros en sobornos de Odebrecht.

El hermano del exgobernante, Mario Martinelli, y varios exfuncionarios también ha tenido que declarar por este caso.

El gobierno presentó el lunes una querella criminal contra la constructora brasileña con el fin de recuperar los millones de dólares pagados en sobornos.

Porcell también manifestó que la Fiscalía panameña seguirá brindando información a otros países sobre sociedades opacas y cuentas bancarias en Panamá "para continuar desarticulando los altos niveles de corrupción".

AFP