AFP internacional

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el Parlamento en Atenas el 6 de mayo de 2016, dos días antes de la prevista votación de la reforma de las pensiones que le exigen los acreedores del país, la UE y el FMI

(afp_tickers)

El parlamento griego aprobó el domingo por la noche una controvertida reforma de las pensiones, exigida por los acreedores UE y FMI, en medio de protestas convocadas por los sindicatos a pocas horas de una reunión del Eurogrupo sobre Grecia.

La reforma contó únicamente con los votos favorables de la mayoría gubernamental, formada por la formación de izquierda Syriza y el partido soberanista Anel, en concreto 153 de los 296 diputados presentes.

Todos los partidos de la oposición, entre ellos la formación de derecha Nueva Democracia, votaron contra este texto, contestado por los sindicatos, puesto que prevé aumentar las cotizaciones para la jubilación y subir impuestos, entre otras medidas.

Los parlamentarios debatían desde el sábado esta ley que reforma el sistema de pensiones, una exigencia de los acreedores del país a cambio de un nuevo plan de ayuda firmado en julio, y que ha provocado una movilización sindical desde el viernes y numerosas manifestaciones.

El gobierno de izquierda de Alexis Tsipras, que supo mantener la cohesión de su mayoría parlamentaria, buscaba aprobar estas medidas antes de la decisiva reunión el lunes en Bruselas de los ministros de Finanzas de la zona euro que deben evaluar las reformas realizadas por Atenas.

Esto podría ayudar a que esta reunión del Eurogrupo concluya la primera evaluación de la puesta en marcha del plan de rescate e inicie el espinoso debate sobre la deuda griega.

La reforma de las jubilaciones prevé recortes de las pensiones más elevadas, la fusión de varias cajas, el aumento de las cotizaciones y la instauración de una jubilación nacional de 384 euros para quienes hayan trabajado 20 años.

- 'Un día muy importante' -

Grecia ha "alcanzado prácticamente" los objetivos de las reformas exigidas por sus acreedores y el Eurogrupo del lunes llevará a cabo las "primeras conversaciones" sobre la deuda del país, estimó el domingo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una entrevista en Alemania.

Tsipras celebró que la cuestión de la deuda figurara en el orden del día. "Mañana es un día muy importante. Tras seis años [de crisis], el Eurogrupo se reunirá para abordar el aligeramiento de la deuda", subrayó ante el parlamento el domingo por la noche, justo antes de la votación.

"El sistema de pensiones necesitaba una reforma profunda que los anteriores gobiernos no se atrevieron a llevar a cabo", añadió el primer ministro.

Su principal rival político, Kyriakos Mitsotakis, líder de Nueva Democracia, acusó por su parte al gobierno de "incapaz" y lo responsabilizó del "retraso" en las negociaciones con los acreedores.

La votación de la ley provocó la movilización de los sindicatos que llamaron a una huelga general de 48 horas el pasado viernes y sábado, que afectó sobre todo al transporte público.

Los barcos seguirán en huelga hasta el martes. Ninguna conexión entre la Grecia continental y las islas tendrá lugar hasta entonces.

Un total de 26.000 personas, según la policía, se manifestaron el domingo en Atenas y Tesalónica (norte).

En la plaza Syntagma, próxima al parlamento, se registraron por la noche breves enfrentamientos entre grupos de jóvenes y de policías que lanzaron gases lacrimógenos, constató la AFP.

A finales de la mañana, casi 15.000 personas se habían manifestado en estas dos ciudades, en gran mayoría simpatizantes del Frente de Lucha de los Trabajadores, próximo al partido comunista.

La movilización fue, sin embargo, menos numerosa que durante la última gran manifestación contra esta reforma el 4 de febrero, cuando 50.000 personas marcharon por las calles de Grecia en su gran mayoría en Atenas.

"La gente está cansada y decepcionada del gobierno de izquierdas en el poder (...), las manifestaciones no han tenido la repercusión que esperábamos", se lamentó a la AFP Maria K., que participó en la manifestación del domingo.

afp_tickers

 AFP internacional