AFP internacional

Agricultores de la provincia argentina de Rio Negro regalan manzanas en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, en una protesta contra los costos de producción, el 23 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Productores del sur argentino regalaron este martes diez toneladas de peras y manzanas en la céntrica Plaza de Mayo de Buenos Aires para denunciar una crisis en el sector frutihortícola y reclamar ayuda del gobierno.

A pocos metros de la Casa Rosada, sede de Gobierno, los productores se instalaron desde temprano a repartir las frutas a cientos de personas que hicieron largas filas para obtener su ración.

"No hemos sido escuchados, por eso la protesta, la situación es desesperante. Éramos 10.000 familias de productores y hoy somos 2.500", dijo a la AFP Carlos Ilu, productor de manzanas y peras de la provincia de Río Negro (sur).

Argentina produce al año 1,5 millones de toneladas de peras y manzanas, principalmente en Rio Negro y Neuquén (sur). La mitad se exporta, según cálculos del sector, aunque las ventas al exterior cayeron un 12%, principalmente a Brasil y Rusia.

El gobierno de Mauricio Macri, que asumió en diciembre, eliminó el 5% de las retenciones por exportaciones al sector e impulsó la liberalización del tipo de cambio con una devaluación cercana al 30%.

Los productores se quejan de que los intermediarios se quedan con el mayor margen y por ello reclaman una ley "de protección que permita establecer un precio razonable" para sostener la capacidad competitiva del sector.

"La manzana se vende al consumidor a 30 pesos el kilo (2 dólares) y el productor recibe menos de 3 pesos por kilo producido (20 centavos de dólar). ¿Cuánto tiempo se puede resistir esto?", se preguntó Ilu.

Los productores lamentan que mientras los costos internos suben a causa de la inflación, lo que reciben por su producto sigue estancado.

En tanto el mercado interno también está deprimido. Según datos del sector los argentinos bajaron el consumo de fruta anual de 14 kilos per cápita a 6k.

"El gobierno es el único que puede interceder. Peligran unos 60.000 puestos de trabajo", aseguró.

La falta de perspectivas de crecimiento también desmotiva a los jóvenes a seguir en la actividad. "Hoy el productor promedio tiene 60 años, la mayoría de los emprendimientos son familiares, pero los jóvenes se van a ocupaciones más rentables, si seguimos así la producción se morirá", dijo Ilu.

Según el gobierno, la inflación acumuló en el primer semestre 28,7%, superando la pauta anual de 25% que se había fijado. Consultoras privadas estiman que superará el 45% este año.

El precio de los alimentos es uno de los que más ha crecido.

El combustible aumentó más del 30% desde enero, mientras las tarifas de transporte, electricidad, gas y agua sufrieron alzas de entre 400% y más de 1.000%. La justicia freno el 'tarifazo' para los usuarios residenciales pero sigue vigente para el resto de los consumidores.

afp_tickers

 AFP internacional