AFP internacional

El presidente ruso, Vladimir Putin, en rueda de prensa en el Kremlin, en Moscú, el 10 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El presidente ruso, Vladimir Putin, acusó este miércoles a las autoridades ucranianas recurrir "al terror", tras el anuncio de los servicios secretos rusos de haber desbaratado "atentados terroristas" en Crimea, preparados, según Moscú, por Kiev.

Los servicios secretos rusos (FSB) afirmaron en esta jornada haber frustrado "atentados terroristas" en Crimea, preparados por Ucrania para "desestabilizar" a esta península anexada en 2014 por Moscú, antes de las elecciones previstas en setiembre.

"El FSB desbarató en Crimea atentados terroristas" contra infraestructuras y el sistema de aprovisionamiento de la región, indicó el FSB en un comunicado, precisando que uno de sus agentes y un militar ruso murieron en dos operaciones para detener a los "saboteadores" ucranianos.

Kiev rechazó categóricamente estas acusaciones y el estado mayor militar ucraniano las calificó de "provocación".

Pero para Putin "la gente que tomó el poder en Kiev (...) practica el terror".

"El intento de provocar un aumento de la violencia, de provocar un conflicto, no es otra cosa que intentar distraer la atención de la población", aseveró durante una conferencia de prensa en el Kremlin y anunció "importantes medidas adicionales, muy serias de ser necesario" para garantizar la seguridad de la península.

"En estas condiciones, un encuentro en el 'formato Normandía' (Francia, Alemania, Rusia y Ucrania) en China (durante el G20, los días 4 y 5 de setiembre próximo), no tiene ningún sentido", estimó el presidente ruso.

Llamó a los occidentales a "ejercer una presión apropiada sobre las autoridades de Kiev" si "quieren realmente alcanzar un arreglo pacífico" para el conflicto ucraniano.

- 'Saboteadores-terroristas' -

Según el FSB, un grupo de "saboteadores-terroristas" fue descubierto cerca de la ciudad de Armiansk, en Crimea, en la madrugada del 7 de agosto.

"Un agente del FSB murió en un tiroteo en la operación cuyo objetivo era detener a terroristas", precisó en un comunicado, añadiento que fueron incautados en el lugar 20 artefactos explosivos y 40 kg de TNT.

El FSB afirma también haber evitado que otros dos grupos de "saboteadores-terroristas", apoyados por "disparos masivos y blindados de las fuerzas armadas ucranianas", penetraran en Crimea durante la madrugada del 8 de agosto.

"Un militar ruso murió" en esos enfrentamientos, precisa el comunicado.

Por su parte, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que vigila la amplia frontera ruso-ucraniana, no informó sobre ningún incidente en las fechas mencionadas.

Sin embargo, en un comunicado dado a conocer el martes, la OSCE señaló que la circulación de vehículos a través de la línea de demarcación entre Ucrania y Crimea había sido suspendida en los últimos días y que los guardias de fronteras parecían encontrarse en "estado de alerta".

- Desmentido de Ucrania -

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional ucraniano, Oleksandr Turchynov, tildó las acusaciones rusas de "histéricas y falsas", y aseguró que Moscú intenta reavivar el miedo en Crimea.

Además, el Servicio de Seguridad Ucraniano (SBU) desmintió categóricamente las acusaciones rusas y el Estado Mayor ucraniano las calificó de "provocación" .

El ministerio de Defensa de Kiev también las desestimó, describiéndolas como "un simple intento de justificar el despliegue y las agresiones" de las fuerzas rusas en la región.

"Ucrania no intenta apoderarse o recuperar por la fuerza su territorio, ni nunca lo hará", aseguró Iuri Tandite, un consejero del jefe del SBU, en declaraciones a la agencia Interfax-Ucrania.

Crimea fue anexada por Rusia en marzo de 2014 tras una intervención militar seguida de un referéndum de incorporación, denunciado como ilegal por Kiev y los países occidentales.

La península alberga varias bases militares y navales rusas, entre ellas la de la Flota del mar Negro, en Sebastopol.

Esta anexión provocó las mayores tensiones entre las potencias occidentales y Rusia desde el final de la Guerra Fría y fue seguida por una ola de sanciones europeas y estadounidenses contra Moscú.

afp_tickers

 AFP internacional