AFP internacional

El nuevo presidente brasileño, Michel Temer, en Brasilia el 31 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El presidente brasileño Michel Temer, juramentado tras la destitución de Dilma Rousseff, se reunirá con los gobernantes de China, España e Italia al margen de la cumbre del G20 en la ciudad china de Hangzhou.

"El presidente de la República deberá mantener encuentros bilaterales con el presidente de China, Xi Jinping; el primer ministro de España, Mariano Rajoy; el primer ministro de Italia, Matteo Renzi; y con el director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), embajador Roberto Azevedo", indicó el jueves el Ministerio de Ralaciones Exteriores en un comunicado.

Temer igualmente participará de una reunión informal de líderes del bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

El viaje a China es el primero de Temer como presidente efectivo de Brasil, cargo al que accedió luego que el Senado destituyera a Rousseff por manipulación de las cuentas públicas. La exmandataria, suspendida de sus funciones en mayo, calificó el proceso de golpe de Estado y tachó a Temer, su vicepresidente desde 2011, de "usurpador".

El nuevo mandatario, un conservador de 75 años que cuenta con el aval de los mercados, participará el domingo y lunes en la cumbre del G20, en la que no se espera que se tomen decisiones para reactivar la economía mundial.

"Temer está entre los líderes que abrirá la discusión de la sesión dedicada al desarrollo inclusivo y el apoyo del G20 a la agenda 2030" de metas de desarrollo sostenible, explicó el comunicado.

Medios de prensa asomaron la posibilidad de un encuentro entre Temer y el presidente estadounidense Barack Obama, pero hasta ahora ninguno de los dos gobiernos lo ha confirmado.

El G20 reúne a las principales economías desarrolladas y emergentes y en conjunto representan el 85% del producto interior bruto (PIB) mundial, así como dos tercios de la población del planeta.

afp_tickers

 AFP internacional