AFP internacional

Un avión militar ruso Su-25 aterriza en una base aérea de la región de Krasnodar, al sur de Rusia, el pasado 16 de marzo

(afp_tickers)

Los vuelos de los aviones militares rusos, acusados por Washington de haber realizado maniobras "agresivas" cerca de un navío estadounidense en el mar Báltico, respetaron "todas las normas de seguridad", afirmó este jueves el Ejército ruso.

"Cuando detectaron el navío en la zona de visibilidad, los pilotos rusos desviaron el aparato del navío respetando todas las reglas de seguridad", dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, el general Igor Konachenkov, y añadió que no entiende "la reacción indignada" de EEUU.

"El itinerario de los aviones rusos pasaba por encima de la zona donde se encontraba el destructor estadounidense 'USS Donald Cook', a unos 70 kilómetros de la base militar marina rusa", añadió.

El general Konashenkov afirmó además que la libertad de circulación de los destructores estadounidense "no limita" la de las fuerzas aéreas rusas.

Según el Ejército estadounidense, en varias ocasiones el lunes y el martes, dos aviones Su-24 rusos sobrevolaron a una distancia de menos de nueve metros el 'USS Donald Cook', un acto considerado como un "ataque simulado".

El destructor estadounidense estaba a 70 millas (unos 130 kilómetros) del enclave ruso de Kaliningrado, según el Pentágono.

En otro incidente, un helicóptero ruso de guerra antisubmarina Ka-27 voló el martes siete veces cerca del navío para tomar fotos, según un responsable estadounidense. Estos incidentes coinciden con las tensiones entre EEUU y Rusia por el conflicto en Ucrania.

afp_tickers

 AFP internacional