AFP internacional

Donald Trump aplaude a sus seguidores durante un mitin el viernes 19 de agosto en Diamondale (Michigan), al noreste de EEUU

(afp_tickers)

¿Problemas? ¿Qué problemas? Los simpatizantes de Donald Trump desestiman los sondeos que revelan un declive en la campaña del candidato republicano a la Casa Blanca y culpan a los medios, encuestadores y al establishment de perjudicar al díscolo magnate.

Para aquellos que apoyan a Trump, esta situación es el mejor ejemplo del "todos contra uno". Desde finales de julio Trump aparece rezagado en los sondeos, según el portal de Real Clear Politics que hace un seguimiento de las encuestas. La demócrata Hillary Clinton tiene un promedio de seis puntos de ventaja, un enorme margen a menos de tres meses de las elecciones del 8 de noviembre.

Pero esos números no preocupan a los seguidores del millonario. "Realmente no les creo, porque todos con los que he hablado dicen que van a votar por Trump", comenta a la AFP Peggy Overman en un centro de conferencias en Charlotte, Carolina del Norte, donde Trump hizo su primer aparición pública desde que sacudió a su equipo de campaña.

Overman opina que muchos votantes esconden su apoyo a Trump en las encuestas para evitar "burlas, ser considerado ignorante o racista".

Aunque Trump encabezó cómodamente los sondeos durante las elecciones primarias republicanas, sus simpatizantes ahora creen que esas encuestadoras están siendo manipuladas para aumentar las oportunidades de Clinton.

"La única cosa que se me ocurre es que no han estado diciendo la verdad sobre eso", dijo Cheryl Hughes, una trabajadora independiente de 55 años. "Mira el tamaño de las multitudes", agrega para ilustrar su opinión.

"Si vas a los mitines de Hillary Clinton, hay como unas 60 personas, y luego vienes aquí y hay miles de personas, simplemente (los resultados de las encuestas) no tienen sentido", dice la mujer.

- "El establishment" -

El establishment republicano y los líderes del partido que se resisten a apoyar a Trump también son responsables, opina Michael Scholz, de 36 años, gerente de ventas de una cadena.

Pero el auténtico blanco del desprecio de los seguidores de Trum son los grandes medios de comunicación. Pese a que aceptan que su candidato ha cometido algunos deslices, sienten que los medios transforman estos incidentes en polémicas.

Las noticias "sólo toman los clips, los cortan" para quedarse solo con los elementos más controversiales, critica Hughes.

Ella se informa en medios como Fox News, portales conservadores de internet y páginas de Facebook donde el nombre de Clinton usualmente va junto a un calificativo de "mentirosa" o "deshonesta".

"Aunque algunas veces no es políticamente correcto, tiene las ideas correctas", afirma Dan Wallace (62), uno de los fans del magnate, quien agrega que la arena política "es nueva" para Trump, "pero es lo suficientemente inteligente para saber que necesita tomar ciertas posturas".

Muchos admiran al millonario de 70 años por su incorrección política, aunque algunos admiten que les gustaría verlo bajar el tono en sus comentarios.

"Sólo deseo que algunas veces se quedase al margen de todas las tonterías y realmente se dedique a sus políticas, las cuales son muy buenas", expresa Mark Gonzales (40), dueño de una empresa de jardinería.

La idea de una pelea desigual contra el sistema estuvo en el corazón del mensaje de Trump durante el mitin del jueves por la noche.

"Los medios del establishment... sacarán mis palabras de contexto y se pasarán una semana obsesionados con cada sílaba, y luego pretenderán descubrir algún significado secreto de lo que dije", afirmó Trump en Charlotte.

"Cada historia es contada desde la perspectiva de los de adentro (del sistema)", añadió. "Es la narrativa de aquellos que manipulan el sistema, nunca la voz de la gente que es manipulada".

Gonzales vio su deseo hecho realidad en Charlotte, pues Trump leyó su discurso de un telepromter y se apegó al guión, incluso afirmando su arrepentimiento por haber hecho comentarios hirientes.

El candidato republicano mostró un enfoque más disciplinado... pero sólo el tiempo dirá si tiene efecto en las encuestas.

afp_tickers

 AFP internacional