AFP internacional

Varios ciudadanos sirios en el lugar del doble atentado en el mausoleo chií de Sayeda Zeinab, cerca de Damasco, el 11 de junio de 2016

(afp_tickers)

El doble atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) cerca del mausoleo chiita de Sayeda Zeinab, a 10 kilómetros de Damasco, causó este sábado al menos 20 muertos, 13 de ellos civiles, según un nuevo balance proporcionado por una oenegé.

El balance de los dos atentados "asciende a 20 muertos, entre ellos 13 civiles, y más de 30 heridos", declaró a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Según él, el objetivo del kamikaze que se hizo estallar en la entrada del santuario era "un retén de combatientes prorrégimen".

La agencia oficial Sana dio cuenta de un balance de al menos 12 muertos y 55 heridos. Precisó que un kamikaze había hecho estallar su cinturón de explosivos en el acceso del templo y otro hizo explotar un coche bomba en una calle de este sector de las afueras de Damasco.

El EI reivindicó los atentados. "Tres operaciones mártires, dos mediante un cinturón de explosivos y una tercera con coche bomba, fueron perpetradas por los combatientes del EI en Sayeda Zeinab", afirmó la agencia Aamaq, vinculada al grupo yihadista sunita.

El portavoz del departamento de Estado norteamericano John Kirby condenó el ataque perpetrado por "terroristas".

El mausoleo de Sayeda Zeinab, venerado por los musulmanes chiitas por albergar la tumba de la nieta del profeta Mahoma, está protegido por milicianos chiitas, especialmente libaneses e iraquíes, así como por soldados del ejército sirio.

Este enclave, situado en las afueras de Damasco, ya ha sido el blanco de varios ataques de grupos yihadistas sunitas, que consideran a los chiitas como herejes.

El último de ellos tuvo lugar el 25 de abril, cuando el EI reivindicó un atentado con coche bomba que mató a siete personas e hirió a unas 20.

afp_tickers

 AFP internacional