AFP internacional

El presidente electo de Estados Unidos saluda luego de una reunión en el New York Times el 22 de noviembre de 2016 en Nueva York

(afp_tickers)

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este sábado que Fidel Castro fue un "dictador brutal" y aseguró que hará "todo" para que los cubanos comiencen un camino hacia la "prosperidad y la libertad".

"Hoy el mundo es testigo del deceso de un dictador brutal que oprimió a su propio pueblo por casi seis décadas", expresó el mandatario electo en una nota oficial, quien también sugirió que podría revertir el reciente acercamiento entre Washington y La Habana.

"Aunque las tragedias, muertes y dolor provocados por Fidel Castro no pueden ser borrados, nuestra administración hará todo para asegurar que los cubanos puedan finalmente comenzar su camino hacia la prosperidad y la libertad", expresó Trump.

Fiel a la retórica utilizada en su campaña electoral, Trump señaló que "el legado de Fidel Castro es el de los pelotones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la negativa de derechos humanos fundamentales".

Poco antes, el presidente Barack Obama trasladó sus condolencias a los cubanos por la muerte de Fidel Castro y aprovechó la oportunidad para extenderles "una mano de amistad".

"Durante mi presidencia, hemos trabajado duro para poner el pasado detrás nuestro", dijo el mandatario estadounidense a raíz del fallecimiento del líder cubano la noche del viernes a los 90 años.

En tanto, el vicepresidente electo, Mike Pence, utilizó la red social Twitter para expresar que "el tirano Castro ha muerto. Nace una nueva esperanza".

Pence aseguró que "estaremos firmes junto al oprimido pueblo cubano por una Cuba libre y democrática".

Por su parte, Sharon Day, vicepresidenta del Comité Nacional del partido Republicano, señaló que en una nota oficial que "aunque aún hay mucho trabajo por hacer (...) oramos para que este momento sea el inicio de un nuevo día para la isla".

El senador ultraconsevador Marco Rubio (hijo de inmigrantes cubanos), manifestó en una nota que el fallecimiento de Fidel Castro "no significa el inicio de la libertad para los cubanos o la justicia para activistas". Rubio añadió que "el dictador ha muerto pero la dictadura no".

afp_tickers

 AFP internacional