AFP internacional

El virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, comparece en Nueva York el 22 de junio de 2016

(afp_tickers)

Donald Trump realiza su primer viaje al exterior desde que se convirtió en el virtual candidato republicano a la Casa Blanca, con una visita a Escocia el viernes, en momentos en que los británicos se pronuncian por su permanencia en la Unión Europea.

El magnate neoyorquino asistirá a la ceremonia de reapertura del campo de golf Trump Turnberry el mismo día en que los británicos conocerán el resultado de la consulta del jueves sobre si que se quedan o se van del bloque de 28 miembros.

En el marco de una intensa campaña en la que el primer ministro David Cameron ha instado a no abandonar la democracia europea, Trump reiteró que considera que los británicos deberían abandonar la UE.

El magnate ha impactado a los británicos y europeos con su encendida verborrea, insultos y controvertidos ataques contra grupos étnicos y religiosos.

Ha prometido deportar de Estados Unidos a millones de inmigrantes indocumentados y construir un muro en la frontera con México imputándole el coste de ese país.

Ha instado a prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos en reacción a la crisis de los refugiados y migrantes en Europa, alegando que alimentan el terrorismo.

De alguna forma, el viaje de Trump recuerda el que hizo Barack Obama a Alemania en julio de 2008, cuando era el virtual candidato demócrata. Aunque con una aproximación totalmente diferente.

Mientras Obama habló ante decenas de miles de personas prometiendo terminar con la era divisiva de su antecesor, George W. Bush, y cortejando la unidad europea, Trump se ha mostrado duro con el viejo continente.

En diciembre, fustigó a sus "débiles dirigentes". Tres meses después, tras los atentados de Bruselas, advirtió contra los "muy, muy graves" problemas de Europa para contener al terrorismo.

Cameron calificó de "estúpidas" sus propuestas contra los musulmanes.

El miércoles, Trump consideró que la crisis de los migrantes en Europa era un "lío" y que pese a que no había estudiado en detalle el asunto del 'brexit', sentía que Londres debía abandonar la UE.

afp_tickers

 AFP internacional