AFP internacional

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en una rueda de prensa, en una cumbre de la OTAN, el 9 de julio de 2016 en Varsovia

(afp_tickers)

Ucrania acusó este viernes a Rusia de fomentar enfrentamientos en su territorio, cuando la comunidad internacional busca aliviar las tensiones entre ambos países enfrentados por la península de Crimea, un territorio ucraniano anexado por Moscú en 2014.

"El enemigo prevé provocaciones masivas en la línea del frente en el este de Ucrania, que serán seguidas de acusaciones según las cuales la parte ucraniana no respeta los acuerdos de Minsk", declaró la oficina de inteligencia militar ucraniana en su página Facebook.

Ucrania tiene a sus tropas en estado de alerta en la línea de demarcación entre Crimea y el este del país, después de que Rusia afirmara que había desmantelado "atentados" planificados por Kiev en la península anexionada en 2014.

Los servicios de inteligencia rusos acusan al Gobierno ucraniano de haber organizado varias incursiones de "saboteadores-terroristas" que causaron enfrentamientos armados y la muerte de un agente del FSB (antiguo KGB) y de un militar ruso, según Moscú.

Este viernes Moscú anunció el despliegue en Crimea de su sistema más avanzado de misiles de defensa antiaérea S-400.

Las tropas rusas "recibieron el sistema de defensa antiaérea S-400 'Triumph'", informó un comunicado del distrito militar sur de Rusia, citado por las agencias prensa rusas.

En julio, un alto responsable ruso había anunciado la instalación del S-400 de manera permanente en el este de la península a partir de agosto. Este sistema de defensa antiaérea tiene un alcance teórico de 400 kilómetros.

- Una situación 'alarmante' -

Ante la creciente tensión, Estados Unidos se declaró el jueves "extremadamente preocupado" y pidió a los dos bandos que eviten una nueva escalada de violencia.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, afirmó por su parte "la importancia para Ucrania y Rusia de resolver, mediante el diálogo, las recientes tensiones respecto a la situación de Crimea".

"Es un nuevo paso hacia la salida de la lógica del proceso político y un paso hacia la lógica del enfrentamiento militar", había declarado el jueves a la AFP el representante para Rusia del Gobierno alemán, Gernort Erler. "Todo esto es muy alarmante", añadió.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, había instado a los países occidentales a poner en guardia a Kiev respecto "a sus peligrosas medidas que podrían tener consecuencias más que negativas".

Ucrania desmiente firmemente las acusaciones rusas. Durante una sesión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU, pidió a Rusia proporcionar pruebas para demostrar tales acusaciones

Este viernes, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional ucraniano, Olexandre Turchinov, acusó a Moscú de intentar cubrir los tiroteos entre sus tropas, que "habitualmente abusan del alcohol", informó el funcionario.

El miércoles, Vladimir Putin instó a los occidentales a "presionar" a las autoridades de Kiev, "si quieren realmente alcanzar un arreglo pacífico" para el conflicto ucraniano, que ha causado más de 9.500 muertos.

El presidente ruso advirtió que en estas condiciones un encuentro en 'formato Normandía', que reuniría durante el foro del G20 en China al presidente ucraniano, Petro Poroshenko, a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, François Hollande, con representantes de Moscú, no tiene "ningún sentido".

Crimea fue anexada por Rusia en marzo de 2014 tras una intervención militar seguida de un referéndum de incorporación, denunciado como ilegal por Kiev y los países occidentales.

Esta anexión provocó las mayores tensiones entre las potencias occidentales y Rusia desde el final de la Guerra Fría y fue seguida por una ola de sanciones europeas y estadounidenses contra Moscú.

La mediación internacional gestó el acuerdo de paz de febrero de 2015, firmado en Minsk, que hasta ahora solo ha logrado una bajada de la intensidad de los combates en el este de Ucrania, donde se enfrentan separatistas prorrusos y tropas ucranianas.

afp_tickers

 AFP internacional