AFP internacional

Un tanque de las fuerzas leales al Gobierno respaldado por la ONU dispara durante la ofensiva para recapturar la ciudad tomada por el grupo Estado Islámico, el pasado 10 de junio en Libia

(afp_tickers)

Un atentado suicida del grupo yihadista Estado Islámico (EI) mató este jueves en Libia a diez combatientes de las fuerzas que apoyan al gobierno de unión nacional (GNA) cerca de la ciudad de Sirte, según una fuente sanitaria.

El atentado suicida es el tercero perpetrado el jueves contra las fuerzas del GNA.

"Los cuerpos de diez personas, así como siete heridos, han sido trasladados el jueves a urgencias (...) víctimas del atentado suicida perpetrado por la organización Dáesh [acrónimo en árabe del EI] en Abu Grein", declaró a la AFP un responsable del hospital central de Misrata.

El atentado suicida, perpetrado con un coche bomba, tenía como objetivo un punto de control a la entrada de Abu Grein, ciudad situada 50 kilómetros al norte de Misrata y 130 al oeste de Sirte, había indicado antes el centro de información de las fuerzas que apoyan al gobierno de unidad nacional.

Las fuerzas progubernamentales habían retomado Abu Grein el 17 de mayo, un día después de un atentado con coche bomba que mató a 32 personas y dejó 50 heridos entre sus filas.

El centro de prensa de estas fuerzas había anunciado, asimismo, que otros dos atentados suicidas fueron "neutralizados" este jueves antes que "alcanzaran sus objetivos".

"Estos dos vehículos tenían como objetivo posiciones de nuestras fuerzas en dos frentes", añadió la misma fuente, precisando que el EI había perpetrado siete atentados suicidas desde domingo en diversos sectores de Sirte.

Los yihadistas lanzaron esta semana varias contraofensivas para romper el asedio alrededor del centro de Sirte, llevado a cabo por las fuerzas progubernamentales.

Desde su lanzamiento el 12 de mayo, la ofensiva de Sirte dejó 159 muertos entre las fuerzas progubernamentales y más de 500 heridos, según fuentes sanitarias.

Las fuerzas que apoyan al gobierno de unidad nacional tienen su base en Misrata, a 200 kilómetros al oeste de Trípoli. Sus filas están compuestas por milicias procedentes de las ciudades del oeste que ya lucharon en la revuelta de 2011 que provocó la caída del régimen de Muamar Gadafi.

El jefe del frágil gobierno de unión nacional en Libia, Fayez al Sarraj, había pedido el martes a sus compatriotas que apoyen la ofensiva para arrebatar Sirte al grupo EI, una operación que las autoridades que controlan el este del país se niegan a respaldar.

Según responsables estadounidenses, el EI cuenta con unos 5.000 combatientes en Libia, incluyendo muchos extranjeros de otros países africanos o de Oriente Medio.

afp_tickers

 AFP internacional