AFP internacional

Varios sirios descargan paquetes de ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Talbiseh, Siria, el 2 de mayo de 2016

(afp_tickers)

Un convoy con ayuda humanitaria entró este miércoles en una ciudad a las afueras de Damasco controlada por los rebeldes y sitiada por las fuerzas del régimen sirio, anunció el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Esta ayuda es la primera que logra introducir el CICR en cuatro años en Harasta, en la región de Guta Oriental, un bastión rebelde asediado por el régimen desde mediados de 2013.

El convoy estaba formado por 29 camiones cargados con comida, medicamentos y material escolar destinados a las 10.000 personas que permanecen atrapadas en Harasta, informó el portavoz del CICR en Siria, Pawel Krzysiek. "Para el CICR es la primera ayuda entregada en esta zona desde 2012", precisó.

El pasado mes, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, había citado Harasta como una de las ciudades con mayor necesidad de ayuda internacional.

De Mistura evocó asimismo Daraya, ciudad al suroeste de Damasco, pero a un convoy con ayuda del CICR y de la Media Luna Roja siria le fue denegada la entrada la semana pasada.

Daraya es un bastión rebelde simbólico para la oposición, ya que resiste al régimen desde hace cuatro años, tras haber liderado la revuelta contra el presidente, Bashar al Asad, cuando estalló en marzo de 2011.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció el martes que las ciudades sitiadas por las fuerzas del régimen recibirían alimentos por vía aérea si la ONU no obtenía acceso humanitario.

El portavoz de la ONU Stéphane Dujarric aclaró, no obstante, que esta sería una "solución de último recurso" por su importante coste, la imprecisión de la entrega y la necesidad de coordinarse con los actores en el terreno.

afp_tickers

 AFP internacional