AFP internacional

El ministro de Justicia francés, Jean-Jacques Urvoas, visita un centro penitenciario en Baie-Mahault, en la isla francesa de Guadalupe, el 3 de julio de 2016

(afp_tickers)

Un preso retuvo durante varias horas este jueves a un guardia en una prisión del oeste de Francia, al que puso en libertad tras una negociación con las fuerzas del orden.

Según Vicent Le Dimeet, un vigilante y representante sindical, el prisionero, que se encontraba delante de la puerta de su celda, "puso unas tijeras a la altura de la garganta del vigilante" en una prisión de Le Mans.

Otro preso "entró en la celda con el raptor y el vigilante" y un tercer detenido, que "ya se encontraba en el interior de la celda, tomó las llaves del vigilante, cerró la celda y fue a entregárselas" a un responsable "para anunciarle que había una toma de rehenes", relató Le Dimeet.

"Final de la toma de rehenes (...) Gracias a la sangre fría del personal y a la valentía del vigilante retenido, todo termina bien", tuiteó el ministro de Justicia, Jean-Jacques Urvoas.

El raptor reclamaba su traslado a otro centro, según esta fuente, que precisó que estaba preso por violencia con armas. Su liberación estaba prevista en 2021.

La prisión de Le Mans cuenta actualmente con 520 presos, si bien se construyó para 398 plazas, según el responsable sindical.

Con 69.375 personas encarceladas a 1 de julio, para un total de 58.311 plazas, según la administración penitenciaria, el número de detenidos en las prisiones francesas alcanzó una cifra récord.

afp_tickers

 AFP internacional