AFP internacional

Manifestantes protestan frente al parlamento griego en Atenas, durante una huelga general de 48 horas, el 6 de mayo de 2016, contra los proyectos de reforma de las pensiones y del impuesto sobre la renta

(afp_tickers)

El metro, los autobuses, los trenes y los barcos estaban paralizados este viernes en Grecia por una huelga de 48 horas contra dos proyectos de reforma de las pensiones y del impuesto sobre la renta.

En Atenas no funcionaba ningún transporte público y el personal estará en huelga hasta el domingo por la mañana, según los sindicatos que convocan la huelga. El único medio de transporte eran los taxis, cuyo sindicato decidió no secundar el paro.

Tampoco circulaban los barcos entre la Grecia continental y las islas del país. El sindicato de marinos Pno anunció una huelga de cuatro días, entre este viernes y el martes.

El sector público también siguió la huelga así como el sindicato de periodistas.

El paro fue convocado por los sindicatos del sector público (GSEE) y privado (Adedy) después de que el Parlamento anunciara el jueves que los dos proyectos de ley serán debatidos en el Parlamento el sábado y votados el domingo por la noche.

La reforma de las pensiones y del impuesto sobre la renta forman parte de las condiciones de los acreedores de Grecia (UE y el FMI) para otorgar un nuevo tramo del rescate acordado en julio de 2015.

afp_tickers

 AFP internacional