AFP internacional

Un camión proveniente de la localidad siria de Souran, en la provincia de Hama, pasa por una carretera el 1 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Unas 100.000 personas han huido en los últimos días de los combates entre los rebeldes y las fuerzas del Gobierno de Bashar Al Asad en la provincia de Hama, en el centro de Siria, afirmó este miércoles la ONU.

"Entre el 28 de agosto y el 5 de septiembre, los combates han provocado el desplazamiento de 20.000 familias, o sea, alrededor de 100.000 personas, de las regiones rurales del norte de la provincia de Hama hacia las aldeas cercanas o a la ciudad de Hama", capital de la provincia, indicó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en un informe.

A finales de agosto, facciones rebeldes y el grupo yihadista Jund Al Aqsa lanzaron una ofensiva sorpresa en esta provincia, ampliamente controlada por el Gobierno, tomando el control de una serie de localidades, en particular en el norte de la circunscripción, según la organización Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El objetivo principal de los insurgentes es retomar el aeropuerto de Hama, desde el que despegan los helicópteros militares que atacan a los enemigos de Damasco en otros frentes.

Con esta ofensiva, los rebeldes buscan hacer disminuir la presión en la región de Alepo, más al norte en el país, dispersando a las tropas progubernamentales sobre varios frentes.

El conflicto en Siria comenzó en marzo de 2011 tras la represión de manifestaciones pacíficas contra el Gobierno y ha implicado a una multitud de actores, locales, regionales y potencias extranjeras.

La guerra ha provocado más de 290.000 muertos y ha desplazado a millones de personas obligadas a abandonar sus hogares.

afp_tickers

 AFP internacional