AFP internacional

Una vaca lechera el 23 de octubre de 2015 en Normandía, Francia

(afp_tickers)

Venezuela realizó este viernes un pago por 30 millones de dólares a empresas lácteas uruguayas que habían exportado a ese mercado y que estaban pendientes de recibir el importe por sus ventas, en un contexto de preocupación del sector exportador por los adeudos del país caribeño.

El viceministro de Agricultura de Uruguay, Enzo Benech, confirmó la información en rueda de prensa y la consideró una "excelente noticia para el sector lácteo", que atraviesa fuertes dificultades en buena medida por el atraso en los pagos venezolanos.

Según Benech, las empresas del sector estaban "enlenteciendo" sus inversiones por la falta de pago y "esto ayuda".

La deuda total al sector lácteo ascendía a 66 millones de dólares, señaló.

El jerarca dijo desconocer cuándo podría cancelar el país caribeño el resto del monto.

En enero pasado, agricultores uruguayos cortaron rutas en protesta por subas de tarifas y la deuda venezolana en todo el país.

Benech sostuvo que "Venezuela es un cliente histórico de Uruguay". "Los venezolanos van a seguir comiendo queso y a mí me gustaría mantenerlos como clientes", dijo.

"Hay que ser prudentes pero también hay que tener el mercado", respondió ante una consulta de periodistas sobre si el gobierno recomendaba a las empresas locales retomar los flujos exportadores hacia ese país luego de los atrasos en los pagos.

Más temprano este viernes, el titular de la Unión de Exportadores, Alvaro Queijo, había expresado su preocupación por la retracción de ventas al exterior, y en particular por la falta de pago de Venezuela a productos que ya fueron vendidos.

"Tenemos un saldo de más de 70 millones de dólares que no se han cobrado" con Venezuela, dijo Queijo en entrevista con el canal digital del diario El País este viernes.

La situación es producto del incumplimiento de "un compromiso que era un acuerdo de presidentes", señaló Queijo.

Los gobiernos de Tabaré Vázquez y de su par venezolano, Nicolás Maduro, firmaron el año pasado un acuerdo por el que Uruguay cancelaba deudas petroleras con Venezuela y Caracas se comprometía a comprar alimentos por valor de 300 millones de dólares a diciembre.

Esos volúmenes de compras no se han alcanzado con Venezuela sumida en la crisis. "La perspectiva que hay para el segundo semestre en Venezuela es mala", afirmó Queijo, quien dijo que existe, en cambio, una buena expectativa del sector con Argentina.

"Hay algunas señales de que se está reactivando el comercio con Argentina", sostuvo el dirigente, luego de años de trabas comerciales impuestas por Buenos Aires, que tensaron las relaciones entre los dos países.

"En el caso de Venezuela y en el caso de Brasil tenemos que tener otras perspectivas" por la situación que están pasando esos países, resumió Queijo.

Las exportaciones uruguayas seguirán cayendo este año, vaticinó.

"Prevemos que la caída se pueda atenuar un poco en la segunda mitad del año, pero siempre (será) una caída de dos dígitos”, estimó el titular de la Unión de Exportadores.

El año pasado las exportaciones uruguayas de bienes bajaron 11,5% medidas en dólares en relación a 2014, según datos del Instituto Uruguay XXI (público-privado). La tónica continúa en estos primeros meses del año.

afp_tickers

 AFP internacional