AFP internacional

Cartel cerca de la Bolsa de Nueva York el 7 de enero de 2016

(afp_tickers)

Wall Street cerró este jueves con dispares variaciones tras dos sesiones en alza y en un mercado prudente antes de un largo fin de semana: el Dow Jones bajó 0,13% y el Nasdaq subió 0,14%.

El índice Dow Jones Industrial Average cayó 23,22 puntos, a 17.828,29, pero el Nasdaq, de dominante tecnológico, avanzó 6,88 puntos, a 4.901,77 unidades, según los datos finales de cierre.

El índice extendido S&P 500 bajó 0,44 puntos (0,02%) a 2.090,10.

"Venimos de una muy buena alza y que haya toma de beneficios no tiene nada de sorprendente; especialmente luego de datos nada brillantes sobre los pedido de bienes duraderos, y en vísperas de un discurso de la presidenta la Fed Janet Yellen y de un largo fin de semana", comentó Michael James, de la firma Wedbush Securities.

"Nos acercamos a un piso sicológico crítico para el índice S&P. Veremos si pasa los 2.100 puntos o si apenas se queda en un nivel que justifique la toma de beneficios", precisó.

La prudencia de Wall Street reflejaba la de todos los mercados mundiales, especialmente el del petróleo que, por primera vez en el año, se movió en torno al valor de 50 dólares el barril.

Del lado de los indicadores, que son observados con lupa para saber si la economía estadounidense tiene un crecimiento suficientemente fuerte como para tolerar un aumento de los tipos de interés, la actualidad fue buena pero nada brillante.

Los pedidos de subsidios por desempleo bajaron más de lo esperado y las promesas de ventas de casas tuvieron un alza que confirma el optimismo del sector inmobiliario que ya se había notado dos días atrás con el crecimiento de las ventas de casas nuevas.

En contraste, los pedidos de compra de bienes duraderos inquietaron a pesar de su avance de 3,4%.

"El mundo de los bienes duraderos está bastante aletargado. Aunque los pedidos subieron en abril, lamentablemente el 85% de ese aumento es consecuencia de pedidos del sector de aviación civil que no serán entregados de aquí a cinco años", dijo Michael Montgomery, de IHS Global Insight. Destacó que, sin contar los pedidos para aviación y defensa, el avance de ese indicador fue un anémico 0,6%.

El mercado de obligaciones operó en alza. Hacia las 20h20 GMT el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años era de 1,829%, contra 1,869% del miércoles y el de los bonos a 30 años estaba en 2,639%, contra 2,668% de la sesión anterior.

afp_tickers

 AFP internacional