AFP internacional

Cartel de Wall Street el 28 de febrero de 2012 en Nueva York

(afp_tickers)

Wall Street cerró el viernes en leve baja sin alarmarse mucho por malos datos del empleo en Estados Unidos: el Dow Jones perdió 0,18% y el Nasdaq 0,58%.

El índice industrial Dow Jones bajó 31,50 puntos a 17.807,06 y el Nasdaq, de valores tecnológicos, retrocedió 28,85 puntos a 4.942,52 unidades, según datos definitivos de cierre.

El índice extendido S&P 500 cedió 6,13 puntos (0,29%) a 2.099,13 unidades.

"La bolsa sigue estando extraordinariamente resistente", dijo Michael James, de Wedbush Securities. "Al ver las cifras de empleo hoy uno temía que sería una jornada muy difícil para el mercado", añadió.

La bolsa se orientó decididamente a la baja luego que un informe de Washington mostró una inesperada y abrupta caída en la creación de empleos en mayo. No obstante, Wall Street comenzó a reducir lentamente sus pérdidas.

"No estoy seguro de que los datos del empleo representen una verdadera tendencia", relativizó Peter Cardillo, economista jefe de First Standard Financial "Para mí, fue una variación excepcional", añadió.

Además, esos datos provocaron "otros fenómenos favorables a la bolsa, como una baja del dólar", indicó.

El dolar, cuya fortaleza preocupa a multinacionales y exportadores estadounidenses, se depreció no solo por el impacto de los datos en la economía, sino porque, además, esos datos alejan la perspectiva de que la Fed aumente dentro de dos semanas los tipos de interés.

"La debilidad del dólar beneficia a muchos grupos", dijo James. "Los que lo aprovecharon no tuvieron una mala sesión y eso compensó las bajas que tuvieron empresas en las que sí impactaron los malos datos del empleo", agregó.

El mercado de obligaciones avanzó. Hacia las 20H20 GMT, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajaba a 1,699%, contra 1,800% del jueves y el de los papeles a 30 años era de 2,509%, desde 2,577% de la sesión anterior.

afp_tickers

 AFP internacional