AFP internacional

El logo de Apple en una tienda del grupo informático en Nueva York, el 26 de junio de 2007

(afp_tickers)

Wall Street cerró el jueves casi estable lastrada por malos datos de Apple, la compañía más valiosa, pero también optimista por el petróleo: el Dow Jones ganó 0,05% y el Nasdaq bajó 0,49%.

El índice industrial Dow Jones progresó 9,38 puntos a 17.720,50 y el Nasdaq, de valores tecnológicos, dejó 23,35 puntos a 4.737,33 unidades.

El índice extendido S&P 500 cedió 0,35 puntos (2%) a 2.064,11, según los datos definitivos de la sesión.

El mercado operó nerviosamente por la sucesión de resultados empresariales mediocres y cobró algo de aliento ante el alza del crudo atribuida a expectativas de una mayor demanda.

Empero, en términos generales "hay mucha incertidumbre sobre la dirección de la economía", dijo Bill Lynch, de Hinsdale Associates, para explicar las vacilaciones del mercado.

A su juicio el inesperado aumento de los pedidos de subsidio por desempleo en Estados Unidos podría confirmar que el crecimiento del mercado laboral se está enlenteciendo. "Eso puede hacer reflexionar a los inversores sobre las perspectivas de la economía".

Dos factores concretos pesaron fuertemente en la jornada. La acción del gigante informático Apple estuvo por debajo del piso de los 90 dólares y cerró a 90,32(-2,37).

En determinado momento de la jornada Apple cedió ante Alphaberth (Google) su título de ser la primera empresa del mundo en capitalización pero al cierre recuperó su sitial. De todas formas la baja del título de Apple pesó decisivamente en la caída del Nasdaq.

Por otro lado, el petróleo volvió a terminar en alza y eso empujó los valores de energía y materiales e hizo que el Dow Jones cerrase en verde.

El mercado de obligaciones estuvo en baja. Hacia las 20H20 GMT, el rendimiento de los bonos del tesoro a 10 años subía a 1,751% contra 1,731% del cierre anterior. Y los papeles a 30 años rendían 2,597% desde los 2,576% del miércoles.

afp_tickers

 AFP internacional