AFP internacional

Los bomberos intentan extinguir las llamas en la planta del grupo químico BASF en Ludwigshafen, en el oeste de Alemania, el 17 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Una violenta explosión en una fábrica química de BASF, en el puerto fluvial de Ludwigshafen, en el oeste de Alemania, causó al menos dos muertos, dos desaparecidos y seis heridos graves, informó este lunes la empresa.

"Dos personas murieron, seis resultaron gravemente heridas (...) y dos personas siguen desaparecidas", indicó BASF en su cuenta en la red Twitter.

El anterior balance era de un muerto, seis heridos y seis desaparecidos, según Uwe Liebelt, de la empresa BASF.

La empresa añadió que la explosión "no representa peligro" alguno para la población local.

El portavoz de los bomberos, Peter Friedrich, dijo que esperan poder controlar el incendio "durante la noche" y precisó que habían sido desplegados unos cien efectivos.

La explosión se produjo a las 09H20 GMT en este puerto fluvial sobre el río Rin, situado a unos 80 kilómetros al sur de Fráncfort.

Unos periodistas de la AFP informaron de que vieron las llamas elevarse por encima de los depósitos de la planta, en medio de una maraña de tuberías y de chimeneas. Asimismo, podían verse densas columnas de humo negro.

Además de los efectivos terrestres, los bomberos movilizaron una unidad fluvial.

Todavía no se conocen los motivos de la explosión, indicó la empresa.

- 'Puertas y ventanas cerradas' -

Las autoridades locales hicieron un llamamiento a la población que vive cerca del barrio de Edigheim a que "evite permanecer en el exterior y mantenga las puertas y ventanas cerradas" de sus viviendas.

También pidieron a las guarderías y escuelas que mantuvieran a los niños en el interior de las mismas.

"La operación está lejos de estar terminada", dijo por su parte el portavoz de la alcaldía de Ludwigshafen, una ciudad de unos 160.000 habitantes que alberga la mayor planta del grupo industrial BASF.

Por el momento, no se había ordenado ninguna evacuación, pero la empresa puso a disposición de la población números de emergencia para atender sus dudas y como guía de información.

En su cuenta de Twitter, la ciudad de Ludwigshafen agregó que algunas personas se habían quejado de irritación en el tracto respiratorio.

El siniestro fue declarado en el sistema de aprovisionamiento de las reservas de productos inflamables y desde entonces se paralizaron las actividades de tratamiento de derivados del petróleo.

La empresa no precisó qué tipo de productos químicos circulaban por las tuberías afectadas por la explosión.

- Planta con 36.000 empleados -

El puerto de Landeshafen Nord, donde se produjo la explosión de Ludwigshafen, es esencial para el transporte de materias primas utilizadas por BASF.

Está en funcionamiento desde 1978 y cada año pasan por ahí cerca de 2,6 millones de toneladas de gas, líquidos inflamables y gas licuado.

Esta planta es la más grande y la más antigua del grupo. En ella trabajan unas 36.000 personas.

BASF no había registrado accidentes graves desde hace décadas. Los dramas más graves se remontan a 1921, cuando 585 personas murieron a consecuencia de una explosión ocurrida en una planta de amoniaco, y a 1948, cuando otro accidente dejó 207 muertos y 3.800 heridos.

La empresa tiene 110.000 empleados en todo el mundo, con ventas por casi 70.000 millones de euros (77.000 millones de dólares) el año pasado.

afp_tickers

 AFP internacional