AFP internacional

La policía belga antidisturbios detiene a un hombre durante una manifestación al en contra de las medidas de austeridad, el 24 de mayo de 2016 en Bruselas

(afp_tickers)

Las autoridades belgas inculparon este sábado por intento de "asesinato terrorista" a Nourredine H., de 33 años, que fue arrestado junto a su hermano Hamza el viernes en una operación policial antiyihadista que se desarrolló en las ciudades de Mons y Lieja.

Detenido el viernes en el marco de una investigación por terrorismo coincidiendo con una oleada de ataques reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico en Francia y Alemania, el sujeto está acusado de "tentativa de cometer un homicidio voluntario en un contexto terrorista y participación en actividades de un grupo terrorista", indicó la fiscalía federal belga en un comunicado.

Su hermano, Hamza H., también detenido el viernes para ser interrogado por el juez, quedó libre y sin cargos el sábado, precisó la fiscalía.

Los dos hombres habían sido arrestados tras una serie de registros policiales en la Región Valona, en Mons (oeste) y Lieja (este), en total siete viviendas, siguiendo las órdenes de un juez de instrucción especializado en casos de terrorismo.

No se encontraron ni armas ni explosivos en los registros, informó la fiscalía, quien tampoco quiso aportar más detalles para no perjudicar la investigación, según indicó la institución.

"En base a los resultados provisionales de la investigación, parece que habría habido proyectos de atentados en Bélgica", señalaba el comunicado, que añadía que ambos fueron trasladados para comparecer ante la justicia.

La fiscalía precisó que, en este momento, no existe ningún vínculo entre este caso y la investigación de los atentados del 22 de marzo en el aeropuerto internacional de Bruselas y en la estación de metro de Maelbeek (Bruselas), que causaron 32 muertos.

Ambos ataques fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico, cuya presencia se concentra en Siria e Irak.

- Filiales sirias -

La fiscalía no quiso dar detalles adicionales "en interés de la investigación".

Según la cadena de radio-televisión francófona RTBF, en los últimos tiempos, Nourredine H. habría viajado con frecuencia por Europa y tendría numerosos contactos en Francia.

La cadena belga apunta que el detenido estaría en busca de "material", especialmente armas, y estaría a cargo de la logística de las salidas y llegadas de yihadistas de viaje en Siria.

Según la misma fuente, se habría radicalizado recientemente.

Bélgica, aún conmocionada por las dos matanzas de primavera (boreal) en Bruselas, continúa bajo amenaza. El nivel de alerta se encuentra aún en el nivel 3 (amenaza "posible y probable") en una escala de 4.

El pasado 25 de junio, la policía detuvo a dos hombres en operaciones antiterroristas en Verviers (este) y en Tournai, cerca de la frontera francesa. Ambos fueron acusados de "participación en actividades de un grupo terrorista".

Según los medios de comunicación belgas, uno de los sospechosos habría planeado hacerse explotar durante una de las retransmisiones públicas organizadas en Bélgica durante la Eurocopa de fútbol 2016.

- Registros -

La policía belga ha efectuado decenas de registros en círculos islamistas radicales desde los atentados del 13 de noviembre en París, en los que participaron yihadistas belgas.

Al menos cuatro sospechosos clave fueron entregados por Bélgica a las autoridades francesas en el marco de la investigación de los ataques de París, incluido Salah Abdeslam, sospechoso de haber jugado un papel principal.

Otras personas afectadas por órdenes de detención internacionales emitidas por jueces franceses deben ser entregados próximamente a Francia, como en el caso de Mohamed Bakkali, sospechoso de haber alquilado un auto BMW y haber provisto de escondites en Bélgica a quienes prepararon los atentados de París y Bruselas.

Según el ministerio del Interior belga, 457 belgas se han ido a combatir a Siria o Irak o han tenido intención de hacerlo. De éstas, 266 siguen en Siria o Irak y 90 están desaparecidas o podrían haber muerto.

El jueves, el gobierno belga congeló por primera vez los bienes de diez personas sospechosas de estar vinculadas con actividades terroristas, incluyendo los de Mohamed Abrini, investigado por los atentados de Bruselas y París.

afp_tickers

 AFP internacional