AFP internacional

Vigilia en Niza el 15 de julio de 2016, por las víctimas de la matanza de la víspera durante las celebraciones de la fiesta nacional francesa

(afp_tickers)

El autor de la matanza de Niza (sudeste de Francia) sufrió una depresión al comienzo de los años 2000 y no era religioso, afirmó a la AFP su padre en Túnez.

"De 2002 a 2004 tuvo problemas que le provocaron una depresión nerviosa. Se volvía colérico, gritaba, rompía todo lo que se encontraba por delante", declaró Mohamed Mondher Lahouaiej-Bouhlel frente a su casa de la ciudad de Msaken, en el este de Túnez.

Cuenta que por aquel entonces la familia lo llevó al médico, que le recetó medicamentos contra los ataques de nervios. Estaba "siempre solo, siempre deprimido" y no quería hablar.

El padre del autor de la masacre del 14 julio en Niza asegura que su familia perdió el contacto con él desde que se fue a Francia. No sabe exactamente cuándo partió.

"Cuando se fue a Francia ya no sabíamos nada de él", insistió.

Según él, su hijo no tenía "ningún vínculo con la religión".

"No rezaba, ni ayunaba, bebía alcohol y hasta se drogaba", añadió.

"Nosotros también estamos conmocionados" con lo ocurrido, añadió el padre.

Mohamed Lahouaiej-Bouhlel nació el 31 de enero de 1985 en Msaken, en las afueras de Susa (Túnez), y se casó con una francotunecina de Niza. Era padre de tres hijos, uno de ellos bebé.

Su padre afirma que el hombre tenía una mala relación con su exmujer.

afp_tickers

 AFP internacional