AFP internacional

Un hombre sostiene una bengala frente al Congreso argentino en protesta por los recortes presupuestales el 27 de octubre de 2016 en Buenos Aires

(afp_tickers)

El Congreso argentino convirtió en ley este miércoles el Presupuesto 2017 del gobierno de Mauricio Macri, que estima reducir el déficit fiscal a 4,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y llevar la inflación a 17%, con un crecimiento de 3,5%.

El Senado aprobó por 59 votos contra 8 el proyecto del Ejecutivo, que ya había pasado por la Cámara de Diputados, informó un comunicado de la cámara alta.

En la última sesión ordinaria del año, los senadores aprobaron también limitar en forma gradual la facultad del jefe de Gabinete de ministros de reasignar partidas presupuestarias sin aval parlamentario, llamada en Argentina los "superpoderes".

El presupuesto fue aprobado tras ocho horas de debate.

Entre otros indicadores, el gobierno proyecta como meta un crecimiento de la economía del 3,5%, un aumento del gasto del 22%, un déficit comercial de 1.866 millones de dólares y un tipo de cambio promedio de 17,92 pesos por dolar -este miércoles estaba en 16,02-.

Argentina, tercera economía de América Latina, está en recesión y en lo que va del año acumula una inflación que ronda el 43%, lo que Macri, líder de una coalición entre derechistas y socialdemócratas, prevé reducir a 17% el año próximo.

"Las metas que está proponiendo el Gobierno tienen que ver con la reducción gradual del déficit fiscal hasta recuperar el superávit", dijo el senador oficialista Julio Cobos.

De su lado, el senador opositor Juan Manuel Abal Medina, exjefe de Gabinete de la expresidenta peronista de centroizquierda Cristina Kirchner (2007/2015), dijo que su bloque no coincide con los lineamientos del gobierno pero votó a favor para "no dejar a la Argentina sin presupuesto".

"Este presupuesto tiene lineamientos claramente incorrectos y nosotros no compartimos. En primer lugar, supone un ajuste de la economía excesivo. En segundo lugar no compartimos el endeudamiento que está proponiendo", dijo Abal Medina.

En cambio, legisladores kirchneristas más radicalizados votaron en contra al igual que el senador Fernando Solanas (centroizquierda).

El senador opositor Adolfo Rodríguez Saa, que fue presidente de Argentina una semana durante la crisis en diciembre de 2001 cuando declaró la moratoria unilateral de la deuda externa, cuestionó el nivel de endeudamiento al que llegó el país durante 2016.

"La deuda de 2016 ha sido de 45.000 millones de dólares, la más grande de la historia del país. El endeudamiento está mal, es exagerado, es innecesario y no va hacia la finalidad que tendría que tener", dijo Rodríguez Saa.

La sesión comenzó con un minuto de silencio, para rendir homenaje a los jugadores del club Chapecoense de Brasil, fallecidos en la tragedia aérea en Colombia, cuando se dirigían a jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional de Medellín.

Los senadores argentinos homenajearon también al líder cubano Fidel Castro, fallecido el viernes a los 90 años.

afp_tickers

 AFP internacional