AFP internacional

Los residentes de la isla Granma cubana son evacuados el 2 de octubre de 2016, ante la proximidad del huracán Matthew

(afp_tickers)

El huracán Matthew dejó sus primeras víctimas en el Caribe, un muerto y un desaparecido en Haití, y avanzaba este lunes hacia ese país y a Cuba con potentes vientos que amenazan las precarias construcciones y fuertes lluvias que podrían provocar deslaves e inundaciones.

“El centro del huracán alcanzará esta noche el suroeste de Haití, moviéndose cerca del oriente de Cuba el martes y cerca o sobre porciones del sureste y centro de Bahamas el martes en la noche y el miércoles”, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami, en su boletín de las 21h00 GMT.

Destacó que alertas de huracanes estaban vigentes en Jamaica, Cuba (en la zona oriental) y Bahamas, mientras que en Haití se pasó de alerta naranja a roja, el máximo.

La isla "La Española (que comparten Haití y República Dominicana), Bahamas, y la península y los cayos de Florida deben monitorear el avance de Matthew", agregó el NHC.

Por su parte, Estados Unidos evacuó el domingo al personal no esencial y sus familias de la base naval de Guantánamo (Cuba).

Precisamente, el huracán podría alcanzar incluso el sudeste de Estados Unidos, por lo cual los gobiernos de los estados de Florida y Carolina del Norte han decretado el estado de emergencia.

Tras alcanzar el viernes la categoría 5, máxima en la escala de Saffir-Simpson, Matthew se debilitó el domingo pero seguía siendo un peligroso huracán de categoría 4, el más potente ciclón en el Caribe desde el pasaje de Félix en 2007.

Autoridades de protección civil haitianas informaron el lunes que un hombre murió al naufragar la embarcación en la que iba con otros dos pescadores la noche del viernes, en la costa sur. Dos de los tripulantes lograron llegar a la costa, pero el cuerpo del tercero fue hallado sin vida.

Otro hombre desapareció en una embarcación precaria que se rompió el domingo en Aquin, también en el sur de Haití, en la que iban otras tres personas que sobrevivieron.

Hacia las 21H00 GMT, el ojo de Matthew se ubicaba 360 km al suroeste de Puerto Príncipe, con vientos máximos de 220 km/h, indicó el NHC. El ciclón se desplazaba lentamente hacia el norte a 11 km/h.

Los pronósticos indican que Matthew provocará entre 40 y 60 cm de lluvias en el sur de Haití, e incluso más de 100 cm en zonas puntuales. Cerca de mil personas que vivían en la península sur fueron evacuadas el domingo por la noche.

"Los esfuerzos para proteger las vidas y propiedades deben ser desplegados pronto", añadieron los meteorólogos estadounidenses.

- Amenaza en Haití -

"Compatriotas, no sean testarudos, no digan que 'Dios es bueno' y les cuidará: habrá que evacuar las zonas en peligro. No tenemos ningún interés en arriesgar sus vidas", advirtió el presidente de Haití, Jocelerme Privert, en un discurso a la nación el domingo.

El gobierno suspendió las clases el lunes con el fin de que los centros escolares sirvan de refugio.

Se montaron 1.300 refugios provisionales en todo el territorio, aunque solo permiten acoger a 340.000 personas. La Minustah, la misión de la ONU en el país, desplegaba refuerzos, en tanto el domingo arribó un equipo de evaluación de catástrofe y coordinación.

En República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) reportó 8.546 personas evacuadas en Santo Domingo y en provincias fronterizas con Haití.

En Santo Domingo se registraban intensas lluvias, con inundaciones urbanas, y las autoridades suspendieron la docencia hasta el miércoles en 24 de las 32 provincias del país, como medida preventiva.

"Los modelos digitales relacionados con los acumulados de lluvias en 48 horas siguen indicando hasta 500 milímetros o más en la estructura compacta de nubosidad del ciclón tropical, por lo que sigue vigente el aviso de inundaciones repentinas o graduales, así como deslizamientos de tierra", advirtió el COE.

Jamaica instó a la población a prepararse para la llegada del ciclón, pero muchos de los que habitan en las pequeñas islas "dijeron que preferían quedarse para proteger sus intereses", señaló el ministro de Colectividades Locales Desmond McKenzie.

- Evacuadas 251.000 personas en Cuba -

Ante la amenaza de Matthew, la Defensa Civil cubana ordenó la evacuación de 251.795 personas, que viven en zonas costeras o vulnerables de la provincia de Santiago de Cuba, la segunda más poblada de la isla, según los medios estatales.

De ese total, 95.741 recibieron refugio en casas de familiares o amigos, una práctica habitual en la isla en casos de huracanes, y el resto en 218 centros habilitados como albergues.

"Yo en ese cayo no me quedo ni loca", dijo Ana, quien todavía recuerda con pavor la "terrible noche" que pasó en su casa hace cuatro años cuando otro huracán, el Sandy, devastó Santiago de Cuba, dejando 11 muertos y millonarias pérdidas económicas.

El presidente cubano Raúl Castro viajó a Santiago de Cuba, en el este de la isla, para coordinar el plan de emergencia para enfrentar a Matthew, informó el diario oficial Granma.

"Hay muchas cosas que se pueden prever, lo que nos permitirá realizarlas oportunamente, de ahí la importancia de prepararnos y perfeccionar este tipo de enfrentamiento, sin desaprovechar ninguna experiencia", comentó el mandatario.

La Defensa Civil colocó en "Fase de Alerta Ciclónica" a "las provincias (orientales) desde Camagüey hasta Guantánamo y la Fase Informativa para las provincias (centrales) desde Cienfuegos hasta Ciego de Ávila".

En tanto, se cancelaron los vuelos nacionales hacia las provincias declaradas en alerta, así como los destinados a Puerto Príncipe, Santo Domingo, Martinica, Guadalupe y Caracas.

afp_tickers

 AFP internacional