AFP internacional

Un policía francés monta guardia el 27 de abril de 2016 en la prisión de Fléury-Merogis, en la periferia de París, donde está encarcelado Salah Abdeslam, único superviviente del comando yihadista que perpetró los atentados de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Salah Abdeslam, único superviviente de los comandos de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, se radicalizó en la cárcel, afirmó este sábado su exabogado belga al diario holandés De Volkskrant, un día antes del aniversario de los ataques que causaron 130 muertos.

"Lleva barba, se ha convertido en un verdadero fundamentalista, cuando antes era solo un joven callejero con tenis marca Nike", afirma el abogado belga Sven Mary, que representó a Salah Abdeslam durante varios meses, citado por el diario holandés.

Convencido de que el sospechoso clave de los atentados, encerrado en su silencio, no colaborará con la policía, Sven Mary y su colega Frank Berton renunciaron a inicios de octubre a defenderlo.

Para el abogado, las condiciones de detención de Salah Abdeslam explican su radicalización y su silencio ante las preguntas de la policía.

En su celda de Fleury-Mérogis, en la periferia parisina, Salah Abdeslam está detenido en condiciones de aislamiento y bajo videovigilancia las 24 horas.

"No se le ha torturado físicamente", pero sus condiciones de detención equivalen a una "tortura psicológica", explica su exletrado.

Abdeslam, francés nacido en Bélgica, de 27 años de edad, estuvo, según los investigadores, en el centro de la planificación de los atentados más sangrientos cometidos en Francia.

Después de cerca de cuatro meses huyendo en Bruselas, fue detenido el 18 de marzo antes de ser entregado el 27 de abril a la justicia francesa, que lo acusa de asesinatos terroristas.

Interrogado varias veces, siempre ha invocado su derecho al silencio. Su hermano Mohamed le pidió a mediados de octubre que hable.

El miércoles, la fiscalía general belga afirmó a la AFP que la célula yihadista que realizó los atentados de París y Bruselas recibió orden desde los altos niveles de jefatura de la organización Estado islámico.

afp_tickers

 AFP internacional