Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En el WEF como en el cine: Nestlé y la polémica del agua

En Nigeria, como en otros países del Sur, el agua de Nestlé es vendida bajo la marca 'Pure Life'.

(bottledlifefilm.com)

Un documental reabre el debate en Suiza sobre Nestlé y la realidad de sus promesas sociales y ambientales. Llueven las críticas. Pero incluso entre las ONG, algunos entrevén el inicio de un cambio en el grupo agro-alimentario.

Ya antes de su estreno en los cines de Suiza la semana pasada, el documental Bottled Life (La vida en una botella) del cineasta Urs Schnell y del periodista Res Gehriger, generó un vigoroso debate sobre el acceso a los recursos hídricos en el mundo. Para algunos comentaristas, la película la toma injustamente contra un grupo alimentario de calidad, para otros, la mayoría, el agua no puede ser transformada en simple mercancía.  

La vida en una botella analiza la situación en tres países en los que Nestlé hace negocios con agua embotellada, a menudo mediante el bombeo del líquido a precios bajos: EE.UU. -específicamente el estado de Maine-, Pakistán y Nigeria. En los países en desarrollo, Nestlé ha creado una marca desconocida en Suiza, Pure Life (Vida pura), que se convirtió en la más vendida del mundo en alrededor de diez años.

“Casi nunca se había hablado en Europa de la resistencia estadounidense a Nestlé, empresa de la cual muchos suizos están muy orgullosos”, dice el director del filme, Urs Schnell. El problema, de acuerdo con la película:

“Nestlé obtiene ganancias extraordinarias con el embotellado de agua enriquecida con un coctel de minerales del que posee la receta”. En Estados Unidos, la Justicia ha dado razón en parte a los movimientos ciudadanos.

Disminución del manto freático

En Pakistán, mercado piloto para el lanzamiento de Pure Life en 1998, el nivel del manto freático habría sido drásticamente reducido. En un texto, el grupo con sede en Vevey, en la Riviera del cantón de Vaud, responde que “globalmente,  el 70% de las extracciones de agua dulce en el mundo son utilizados para el sector agrícola, 20% para la industria y 10% para las necesidades domésticas”.  

“Nosotros somos un usuario relativamente pequeño”, continúa el grupo: “Nestlé utiliza solamente un 0,005% de las extracciones mundiales de agua dulce y Nestlé Waters solamente un 0,0009%. No está en el interés de nuestras actividades a largo plazo la mala gestión de los recursos hídricos que explotamos y nos hemos comprometido a administrar esos recursos de manera responsable”.

El activista brasileño Frederick Franklin, premiado por su combate por el acceso al agua, ha luchado contra la producción de Pure Life en el Parque de Agua de São Lourenço, en el estado brasileño de Minas Gerais. “Hemos tenido algunos  éxitos en Brasil. El parque sigue siendo propiedad de Nestlé, pero cesó el bombeo de agua del pozo así como la producción de Pure Life”. Frederick Franklin es muy crítico con el gigante agroalimentario. “Es una multinacional, cercana al poder y a los poderosos de este mundo. A pesar de sus discursos, no puede hacer caridad”, comenta.

Nestlé actúa en comités internacionales

Nestlé enumera por su parte todos los organismos internacionales en los que actúa para garantizar los recursos hídricos - un punto sobre el que se pronunciará este sábado (28.01) el presidente del Consejo de Administración, Peter Brabeck, en Davos. “Nestlé es miembro fundador de Ceo Water Mandate (CWM) del Pacto Mundial de Naciones Unidas”, comunica el grupo. También es miembro de la Red de la Huella de Agua y dirige el Grupo de Trabajo de la plataforma Iniciativa para una Agricultura Sustentable.

La firma desarrolló también el concepto de Creación de Valor Compartido, con el que pretende beneficiar no solamente a los accionistas sino también a los agricultores y a los habitantes de los países donde trabaja. Muchas ONG, tales como la Declaración de Berna (DB), han intentado observar de cerca si la estrategia beneficia realmente a la población local, en este caso en los mercados del cacao y el café.

“El salario de los productores no ha mejorado”, explica Flurina Doppler del área de consumo de la DB. “Sin embargo, es cierto que reciben formación técnica o nuevas plantas, lo que debería mejorar el rendimiento. Los programas de Nestlé están destinados principalmente a garantizar el abastecimiento, no contribuyen  a estabilizar o mejorar el ingreso de los productores”.  

Según la especialista, en general, los códigos de conducta de las grandes empresas (CSR, Responsabilidad Social Corporativa) tienden a ser herramientas de marketing, con normas relativamente bajas. Es difícil distinguir lo que es de carácter de mercadotecnia y lo que corresponde a acciones concretas”.

Cambios de actitud

Sobre el agua, Flurina Doppler exclama: “¡0,0009%, es la cifra favorita de Nestlé en esta discusión! Pero no está claro a qué se refiere. ¿Es solamente el agua embotellada o también el agua utilizada en los procesos de fabricación?  Las cifras son demasiado vagas”.  

Michel Egger, responsable en la Suiza francófona de Alliance Sud, la Comunidad de trabajo para la política de desarrollo de seis organizaciones de cooperación, tiene una posición matizada. “Hemos mantenido un diálogo con Nestlé sobre Colombia durante cinco años. Al principio, la empresa rechazaba todas las críticas, pero el proceso, efectuado sobre una base confidencial, ha logrado cambios. Nestlé se ha comprometido a ciertos ajustes”.  

La situación sigue siendo “muy problemática” en Colombia, continúa. “Sin embargo, Nestlé ha puesto en marcha una serie de procesos estructurales, en particular en materia de derechos humanos. Creo que es también un efecto indirecto de nuestro diálogo”. ¿No teme Alliance Sud ser manipulada? “Es el riesgo”, admite Michel Egger. “Sin embargo, durante el proceso Nestlé no instrumentalizó el diálogo  además de que publicó el informe final de Aliance Sud en su página web”.  

Empero, Nestlé se negó a responder las preguntas de los directores de La vida en una botella. “Como vimos también con el juicio civil sobre la infiltración de Attac, la Nestlé arrogante que rechaza las críticas y mira para abajo a las ONG está siempre presente”, dice Michel Egger. “Pero no se cambia la cultura empresarial de un megagrupo semejante de la noche a la mañana.  Nestlé tiene que demostrar ahora  que la dinámica de apertura observada en el diálogo sobre Colombia no fue la excepción ... “

El filme La vida en una botella

“¿Cómo convertir el agua en oro? Hay una empresa que tiene la receta: Nestlé.  La multinacional suiza es líder mundial del comercio en agua embotellada”. De esa manera, el director de ‘La vida en una botella’, Urs Schnell y el periodista Res Gehriger, presentan su documental.

La película examina en detalle las actividades de Nestlé en Estados Unidos (marca ‘Poland Spring’), Pakistán y Nigeria (agua ‘Pure life’). Denuncia el hecho de que Nestlé, en muchos lugares, logre el bombeo de agua natural a muy buenos precios y la embotelle para revenderla luego con buenas ganancias.  

Nestlé no respondió a las preguntas de los autores del documental. “Hemos decidido no participar porque teníamos la fuerte impresión de que la película iba a ser unilateral y no representaría de manera justa a la Compañía y a sus colaboradores”, dijo el servicio de prensa de Nestlé.  

Fin del recuadro

Agua

La población mundial se triplicó en el siglo XX, pero la demanda de agua se sextuplicó y se prevé que ésta última aumente otro 30% para el 2030.

Un suizo consume en promedio 160 litros de agua al día para uso doméstico.  Un residente del Sahel vive con menos de 5 litros por día durante la estación seca.

Se requieren 16.000 litros de agua para producir un kilo de carne de res, 1.500 litros para un kilo de trigo, 5.000 para un kilo de arroz, 400.000 para la fabricación de un coche, 8000 para un par de zapatos de piel y 2000 para una camiseta de algodón.

 El 28 de julio de 2010, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que afirma que el derecho al agua potable, salubre y limpia es un “derecho fundamental, esencial para el pleno ejercicio del derecho a la vida ya todos los derechos humanos”.

Fin del recuadro


Traducción, Marcela Águila Rubín , swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes