AFP internacional

Isabel Saint Malo, la canciller panameña, habla en entrevista con AFP en la capita el 7 de abril de 2016

(afp_tickers)

Panamá profundizará el diálogo con la OCDE por intercambio de información fiscal, tras el escándalo desatado con la publicación de los "Panama Papers", dijo este jueves la vicepresidenta y canciller Isabel De Saint Malo en una entrevista exclusiva con la AFP.

"La conversación fue muy bien y concluimos que íbamos a establecer un diálogo a nivel técnico entre Panamá y la OCDE justamente para intercambiar información y como lo vamos hacer y recibir de parte de ellos retroalimentación", dijo De Saint Malo, quien mantuvo una conversación con el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el mexicano Ángel Gurría.

"Hablamos de mantener ese diálogo y esa comunicación fluida", añadió la jefa de la diplomacia panameña.

Las entrevista con De Saint Malo se produjo tras la publicación de los llamados "Panama Papers", millones de documentos que revelaron cómo la firma de abogados panameña Mossack Fonseca creó empresas offshore que permitieron evadir el pago de impuestos a personalidades de todo el mundo.

Las revelaciones han levantado duras críticas contra el sistema financiero panameño, al punto que el propio Gurría calificó a Panamá como "el último gran reducto" para ocultar fortunas offshore.

El miércoles, el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció que una comisión de expertos revisará el centro financiero panameño de cara a fortalecer su lucha contra la evasión fiscal y el blanqueo de capitales.

- "Afinar cambios" -

"Nosotros hemos dado pasos importantes y contundentes de reforma a nuestras normas y a nuestra legislación. Aspiramos a que expertos y conocedores de la materia puedan mirar un poco las prácticas, puedan hacernos recomendaciones a lo que ya hemos hecho y puedan ayudarnos a puntualizar y a afinar esos cambios", dijo De Saint Malo.

"El gobierno panameño tiene cero tolerancia a irregularidades y a los malos manejos y tiene un compromiso firme con la transparencia en materia de servicios financieros", añadió.

Panamá puso en vigencia en enero una reforma legal para eliminar el uso de acciones al portador de las sociedades locales y creó un ente público para prevenir el lavado en 16 actividades económicas.

Esas reformas permitieron al país salir de una lista gris de blanqueo internacional, pero la falta de celeridad para levantar el secreto bancario y el intercambio automático de información ha provocado que se mantenga en la mira.

"Nuestro sistema (financiero) ha venido transformándose y nuestro compromiso con esa transformación es firme, (pero) todo proceso tiene una dinámica y una ruta donde se van ejecutando acciones. Panamá va a continuar con esa ruta que le habían trazado y venía ejecutando antes de las publicaciones", dijo la funcionaria.

"Nosotros seguimos comprometidos en tomar los pasos que tengamos que tomar y la propuesta en esa dirección es de nutrirnos en los mejores estándares", añadió.

- Cautela -

Sin embargo, manifestó que el gobierno panameño tiene que ser "cuidadoso" y "cauteloso" para no perjudicar la competitividad de su sistema bancario, que aporta 7% del Producto Interno Bruto del país.

Tras el escándalo, Francia anunció que volvería a colocar al país centroamericano en una lista de paraísos fiscales.

La canciller panameña dijo que el miércoles se reunió con Kareen Rispal, directora para las Américas y el Caribe del gobierno francés, quien "reiteró el apoyo de Francia a Panamá y a los esfuerzos que ha venido impulsando en materia de transparencia".

También mostró "el interés de Francia de seguir colaborando con Panamá en los próximos pasos", afirmó De Saint Malo.

"Entre Francia y Panamá tenemos que ser mas efectivos en el acuerdo de intercambio de información firmado y eso lo estamos trabajando", añadió.

La OCDE acusa a Panamá de falta de colaboración contra el blanqueo de capitales, aunque el país asegura que está dispuesto a compartir información con un modelo propio y bilateral que garantice la confidencialidad de su centro bancario.

De Saint Malo manifestó que el blanqueo de capitales y la evasión de impuestos "es un tema global", pero "es una realidad" que lo se cuestiona a Panamá no se pone en duda en otras jurisdicciones que pudieran estar siendo utilizadas para la evasión fiscal.

Por ello, pidió un esfuerzo a la comunidad internacional "en asegurar un piso nivelado para todos los países".

Aunque no quiso especular sobre la intencionalidad de las publicaciones, De Saint Malo sentenció: "Cuando te adentras en las publicaciones se habla de muchos países, pero las publicaciones tiene un título (Panama Papers) y eso llama bastante la atención".

AFP

 AFP internacional