AFP internacional

Los presidentes francés, François Hollande (I), y peruano, Ollanta Humala, el 23 de febrero en el palacio presidencial de Lima

(afp_tickers)

El presidente francés Francois Hollande destacó el martes en Lima la estrecha relación entre Perú y Francia para impulsar el exitoso acuerdo global de la Conferencia del Clima de París, como un ejemplo de lo que la podrían seguir haciendo en la lucha mundial contra el cambio climático.

"Para logar el acuerdo de París, para que París haya sido un éxito en el marco de la conferencia del Clima, primero ha tenido que suceder Lima", dijo Hollande ante el presidente peruano Ollanta Humala, durante una declaración conjunta en el marco de la visita de Estado del gobernante francés.

"Lima y París están entrañablemente unidas. Eso demuestra hasta qué punto el trabajo efectuado por nuestros ministros y el que ambos hemos realizado ha sido fructífero", acotó Hollande al celebrar que la COP 20 de Lima en 2014 abrió el camino para el éxito de la COP 21 de París en 2015.

El calentamiento global ocupó la parte central de las intervenciones de los dos mandatarios, quienes intercambiaron elogios por esa cooperación a la que pusieron como ejemplo a seguir en otras causas internacionales.

"Francia y Perú venimos trabajando como socios estratégicos, lo hemos demostrado en la lucha contra el calentamiento global. Si nos damos las manos podemos poner un cimiento en la alianza más grande que se ha dado en la historia de la humanidad", señaló a su turno el presidente peruano.

Según Humala "esa alianza sería más grande que la que se construyó en la segunda guerra mundial. Estamos uniendo a todo el mundo para tomar acuerdos vinculantes para luchar contra el calentamiento global. El primer paso fue unir la COP 20 de Lima y la COP 21 de París".

En ese contexto, Hollande condecoró con la insignia de Oficial de la Legión de Honor al ministro del Ambiente Manuel Pulgar, por su aporte en la COP 20 y COP 21.

- Poderoso satélite -

La visita relámpago de Hollande, de menos de 24 horas, tiene una trascendencia histórica para Perú: se trata de la primera visita de estado de un mandatario galo en 52 años, después de la que efectuó en 1964 Charles de Gaulle.

Humala destacó que la visita "consolida una relación bilateral que nunca ha estado como hoy día se encuentra, en la historia de ambos pueblos".

La cereza de la torta de esta relación tiene que ver con la decisión de Lima de comprar un satélite francés a un costo de USD 205 millones, lo que representa el ingreso de Perú "a la era espacial de la mano con Francia", según Humala. La operación se hizo en 2012 y en mayo próximo el aparato será lanzado al espacio desde la Guyana francesa.

El objetivo principal es mejorar la lucha contra la minería ilegal y el narcotráfico. Perú es uno de los tres mayores productores mundiales de cocaína.

"Entre Francia y Perú hemos querido tener nuestra cooperación al más alto nivel. Han elegido una empresa francesa para el lanzamiento del satélite, que va a fortalecer la soberanía de Perú, mejorar las condiciones de vida de los peruanos y favorecer las comunicaciones", dijo Hollande durante una ceremonia en Palacio de Gobierno.

En el marco de la visita delegaciones de los dos países suscribieron una veintena de acuerdos, principalmente del ámbito tecnológico, universitario y científico.

Acompaña a Hollande una delegación de 50 empresarios en las áreas de energía, aeroespacial, transporte o alimentos.

Hollande clausuró por la noche un foro económico bilateral, en el que resaltó la oportunidad que ofrece el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Perú para profundizar las inversiones a pesar de un contexto internacional cargado de incertidumbre.

"Hemos decidido multiplicar nuestros intercambios (...) tenemos todavía muchas cosas por hacer a pesar de un contexto económico con muchas incertidumbres", acotó el mandatario francés.

Perú es la primera etapa de una gira sudamericana de Hollande, que lo llevará a Argentina el miércoles y a Uruguay el jueves.

- Siria vista desde Lima -

Hollande habló también del cese el fuego en Siria. "Hago este viaje en un contexto internacional bastante difícil", añadió al indicar que habló por teléfono con el presidente estadounidense Barack Obama, la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico David Cameron, con quienes acordó "coordinar esfuerzos" para "permitir la transición política" en Siria.

"Hemos querido presionar para que este cese al fuego se haga posible lo antes posible y para que podamos evitar un nuevo flujo de refugiados. Si somos capaces de hacer una COP también podemos hacer algo por los que sufren hoy", remató Hollande.

afp_tickers

 AFP internacional