AFP internacional

Un avión de transporte militar C-17 con John Kerry a bordo se dispone a despegar del aeropuerto de Ginebra este lunes 1 de junio

(afp_tickers)

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, confía en alcanzar un acuerdo final sobre el programa nuclear iraní antes del 30 de junio, pese al accidente de bicicleta que lo obligó a alejarse de la mesa diplomática y regresar a su país.

Incluso antes de que aterrizara en Boston (noreste de Estados Unidos) el avión militar que lo trasladó de regreso este lunes por la noche, el departamento de Estado quiso dejar las cosas claras: "En junio, el objetivo principal del secretario de Estado sigue siendo las negociaciones con Irán", aseguró la portavoz Marie Harf.

"Quiero ser muy clara sobre esto. Su herida no cambia nada. Él y todo su equipo están completamente concentrados en una misma fecha, el 30 de junio, plazo límite" para alcanzar un acuerdo con Teherán sobre su programa nuclear, añadió.

Incluso el mismo Kerry escribió en Twitter el lunes por la tarde, antes de despegar de Ginebra, que estaba "ansioso" por ponerse de pie y "regresar al Departamento de Estado (pero) mientras tanto el trabajo continúa".

La víspera de su accidente, Kerry negoció durante seis horas en Ginebra con su homólogo iraní Mohamad Javad Zarif con el objetivo de concluir un acuerdo completo y definitivo en el plazo previsto entre las grandes potencias e Irán.

Las negociaciones fueron "intensas" y "completas", dijo Harf.

No obstante, si bien Kerry y Zarif muestran afinidad desde hace meses, no han logrado resolver varias divergencias existentes entre los países del grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido, Alemania) e Irán.

Sellar un acuerdo con Irán para asegurarse de que nunca va a tener la bomba atómica, a cambio de un levantamiento de las sanciones, es una prioridad de la administración del presidente Barack Obama.

Desde finales de 2013, Kerry ha dirigido personalmente las negociaciones con Zarif. Tras una nueva reunión de expertos del grupo 5+1 en Viena el jueves, se espera que Kerry dé un nuevo impulso político a finales de junio.

- No habrá impacto sobre Irán -

Los analistas no creen que la convalecencia del infatigable John Kerry, pieza maestra de la política exterior de Estados Unidos, haga descarrilar el proceso diplomático con Irán.

"Las negociaciones no dependen de una sola persona", recalcó Alireza Nader, del centro de análisis Rand Corporation y añadió que "la administración estadounidense ha invertido mucho" para encontrar una solución al tema del nuclear iraní, que afecta a la comunidad internacional desde 2003.

Hussein Ibish, del Arab Gulf States Institute en Washington (AGSIW), tampoco ve un "impacto mayor en las iniciativas diplomáticas de Estados Unidos, principalmente en las discusiones con Irán".

"Kerry será capaz de hacer lo que debe hacer en el tiempo que necesite", dijo el especialista a la AFP.

Sin embargo, no cabe duda de que el secretario de Estado, de 71 años, gran deportista y evidentemente en muy buen estado físico, estará de hecho obligado a frenar el ritmo de sus giras en el extranjero.

Desde que asumió su cargo en febrero de 2013, Kerry ha recorrido 1,3 millones de kilómetros en avión y ha estado en 63 países, según el departamento de Estado.

- Repatriado en C-17 -

El accidente se produjo el domingo cuando Kerry, gran amante del ciclismo, se disponía a subir en bicicleta al puerto de la Colombière, un clásico de los Alpes franceses por el que ha pasado muchas veces el Tour de Francia, cerca de la frontera con Suiza.

Kerry arribó este lunes en la noche a Boston a bordo de a bordo de un avión militar C-17 Globemaster, que fue a buscarlo a Ginebra desde la base estadounidense de Ramstein, en Alemania.

A bordo, lo acompañaron personal médico y su cirujano ortopédico que había viajado hasta Suiza para estar con él durante su viaje de regreso a Boston, donde será operado, según una fuente diplomática.

Pese a esto, Kerry tiene previsto participar vía telefónica a la reunión ministerial de la coalición internacional contra el grupo Estado Islámico del martes, a la que debía participar en persona.

afp_tickers

 AFP internacional