AFP internacional

El general iraní Ghasem Suleimani, que dirige la Fuerza Qods, una unidad de los Guardianes de la Revolución de Irán encargada de operaciones exteriores, en una ceremonia religiosa en Teherán el 27 de marzo de 2015

(afp_tickers)

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, llamó al ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, el jueves y le expresó su preocupación acerca de la reciente visita de un influyente general iraní a Rusia, informó un diplomático.

El general iraní Ghasem Suleimani, que dirige la Fuerza Qods, una unidad de los Guardianes de la Revolución de Irán encargada de operaciones exteriores, informó haber visitado Rusia el mes pasado, pese a las prohibiciones de la ONU, que desde 2007 le impide viajar al extranjero.

A pesar del reciente acuerdo entre Irán y las principales potencias del mundo respecto al programa nuclear de la república islámica, las sanciones contra Suleimani y varios de sus colegas permanecen vigentes.

Suleimani visitó también a las fuerzas iraníes estacionadas en Irak y a las fuerzas chiitas y kurdas que luchan contra el grupo Estado Islámico.

Irán también proporciona apoyo militar al régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, que está envuelto desde hace más de cuatro años en un conflicto con diversos grupos rebeldes, y al movimiento armado chiita libanés Hezbolá. Suleimani es considerado una figura clave en la prestación de esa asistencia militar.

Kerry también mostró a Lavrov su "grave preocupación" por el "fuerte aumento" de los ataques de separatistas prorrusos en el este de Ucrania. El secretario estadounidense exhortó a las partes beligerantes a "un cese al fuego inmediato y a la implementación completa de las obligaciones de Minsk", en referencia al acuerdo de cese de las hostilidades adoptado en febrero en la capital de Bielorrusia.

- Suiza levanta sanciones -

Por otro lado, Suiza anuló este jueves varias sanciones económicas contra Irán que ya estaban suspendidas desde enero de 2014, después del acuerdo sobre el programa nuclear iraní concluido el 14 de julio entre Teherán y las grandes potencias.

El Consejo Federal suizo, su poder Ejecutivo, había tomado la decisión el miércoles. En un comunicado precisó no obstante que la mayoría de las medidas internacionales contra Irán, incluidas las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, siguen en vigor.

Entre las sanciones que quedaron anuladas desde este jueves se encuentran la prohibición de intercambios de metales preciosos con órganos públicos iraníes, las sanciones contra el comercio de productos petroquímicos o el transporte de petróleo.

El Consejo Federal "se reserva la posibilidad de reintroducir las medidas suprimidas si fracasa la puesta en marcha del acuerdo", subraya el comunicado.

Con esta decisión, el Gobierno suizo quiso mostrar "su apoyo a la puesta en marcha, ya iniciada, del acuerdo sobre el programa nuclear y dar testimonio de su interés en profundizar las relaciones bilaterales con Irán".

afp_tickers

 AFP internacional